La década de los 90 marcó la primera película infantil de animación por computadora (Toy Story), la primera película en sobrepasar los mil millones de dólares en la taquilla mundial (Titanic), y un gran surgimiento en el cine independiente. Sin embargo, no todo que fue presentado en las salas de cine en los años 90, ha tenido un impacto positivo con ambos críticos y audiencias.

Top 10: Las Peores Películas de la Década de 1990

10. Speed 2: Cruise Control (1997). La carrera de Sandra Bullock como actriz principal estaba en ascenso a mediados de la década de 1990 tras el gran éxito de la película de acción Speed (1994), pero este ascenso llegó a su fin con el lanzamiento de su secuela Speed 2: Cruise Control. Una de las películas más costosas de esta década ($150 MM) estaba en problemas antes de que comenzara la producción cuando Keanu Reeves se negó a regresar para la secuela. Speed 2 está muy por debajo de su predecesor, gracias a su trama demasiado similar a la anterior y plagada de giros absurdos y errores de continuidad, unos diálogos ridículos y unas secuencias de acción que generan poco entusiasmo.

9. Body of Evidence (1993). Madonna y Willem Dafoe encabezan el reparto de este absurdo thriller erótico sobre una mujer acusada de asesinar a su amante y seduce a su abogado defensor. Body of Evidence es una combinación tonta de drama judicial y una versión desprovista de emociones de Basic Instinct (1992). Body of Evidence tiene una trama debil, unas actuaciones desfaborables y la falta de buena quimica entre sus protagonistas. En su primer lanzamiento, este thriller soso y completamente tonto fue censurada con el fin de obtener una calificación R, mientras que la actuación decepcionante de la Reina del Pop fue arrasada por los críticos.

8. Batman and Robin (1997). Cuando las películas de superheroes comenzaron a ganar fuerza en la década de 1990, el director Joel Schumacher volvió a derribar el género con este decepcionante final de la exitosa franquicia de Batman. Esta espectáculo extravagante, largo y sin sentido con George Clooney en el papel del Caballero de la Noche, logró ser un éxito comercial ($238 MM), pero no contó con el calido aprecio de la crítica y los amantes de los cómics. Su reparto estelar y su alto presupuesto de producción no pueden ocultar sus actuaciones aburridas, personajes ridículos, malos diálogos, disfraces excéntricos y un guion incoherente y débil.

7. Mortal Kombat: Annihilation (1997). Mortal Kombat (1995) no fue una obra maestra cinematográfica, pero la reacción positiva del público demostró que los videojuegos pueden tener futuro en la pantalla grande. La secuela Mortal Kombat: Annihilation fue todo lo contrario, ya que encabezó las listas de las peores películas del año. Aqui tenemos una una horrible película de fantasía y acción con una trama desordenada y predecible, unas actuaciones terribles, muchos diálogos tontos, unos efectos digítales de mala calidad y unas escenas de acción sin sentido. Ed Boon, el creador de Mortal Kombat, lo llamó el «peor momento» en la historia de la franquicia.

Kazaam 19966. Kazaam (1996). La estrella de baloncesto Shaquille O’Neal tomó un descanso de la NBA para protagonizar en esta tonta comedia de fantasía como un genio de 5000 años que aparece de una radiocasetera mágica para concederle tres deseos a un niño. Kazaam es una película familiar sin sentido, mal elaborada y cargada de clichés, mientras que O’Neal carece del talento cómico y el carisma para salvar esta desastrosa producción. Dado sus actuaciones horribles y un guión inepto, no fue una sorpresa que termino siendo un desastre crítico y un fracaso de taquilla. Por años, Kazaam ha sido un ejemplo popular de que los atletas no deberían ser actores.

5. It’s Pat (1994). El gran éxito comercial de Wayne’s World (1992) no sólo elevó la audiencia del programa de comedia Saturday Night Live, sino que también despertó el ínteres por llevar a otros de sus personajes a la gran pantalla. Esta comedia músical realmente terrible sobre un inadaptado andrógino (Julia Sweeney) cuyo género verdadero nunca se revela, fue un gran error por parte de los realizadores dado que el personaje titular es uno de los más irritantes de la historia de Saturday Night Live. Lo que sería una película interesante de autoaceptación, es en realidad una comedia claramente atroz y sorprendentemente sin gracia.

4. The Neverending Story 3: Escape from Fantasia (1994). La segunda secuela de la épica película de aventuras y fantasía basada en la novela del mismo de Michael Ende, continua las aventuras del joven Bastion (Jason James Richter) quien trata de salvar el mundo imaginario de Fantasía cuando unos bravucones roban el libro mágico. A pesar de sus efectos especiales proporcionados por Jim Henson’s Creature Shop, The Neverending Story 3 es una reelaboración sin encanto de la franquicia y una de las peores películas de fantasía jámas hechas. Esta película tonta no tiene conexión al material original, y se siente más como una terrible producción de televisión de bajo presupuesto.

3. Baby Geniuses (1999). Los padres han tenido que aguantar algunos momentos irritantes para la diversión de sus pequeños, pero aquí tenemos una película tan mala que representa un verdadera prueba de su amor. Baby Geniuses centra en unos bebés súper inteligentes con la habilidad de hablar con otros. Lo que sería una comedia familiar encantadora, es en realidad un espectáculo profundamente repugnante y demasiado tonto para adultos. Presenta una mala dirección, unas actuaciones genuinamente embarazosas, unos diálogos terribles y unas bromas sin gracia. Lo más sorpresivo es que tuvo una secuela que es aun más decepcionante que la película original.

2. Highlander 2: The Quickening (1991). La primera secuela de la pélicula de acción y fantasía (1986) reúne a Christopher Lambert y Sean Connery en una aventura para evitar la destrucción de la Tierra. La película original tuvo poco éxito, pero su popularidad entre el público creció con el tiempo hasta convertirse en una verdadera película de culto. The Quickening no tuvo la misma suerte. Esta secuela incomprensible y aburrida fue catalogada tanto por la crítica como por el público como un verdadero desastre en gran parte por sus locas escenas de acción, su humor embarazoso, sus malas actuaciones y una historia incoherente que está plagada de errores e inconsistencias.

1. The Avengers (1998). Ralph Fiennes, Uma Thurman y Sean Connery protagonizaron en esta pésima adaptación cinematográfica de la popular serie británica del mismo nombre de los años 60. The Avengers pretendía ser una actualización divertida, pero en realidad fue más como una producción asombrosamente tonta, ineptamente diseñada y lamentablemente mal interpretada. Uno de los mayores fracasos comerciales y críticos de la década de 1990, no solo ignora muchos de los elementos claves de la serie de televisión pero se destaca por su trama debil y ridícula, unos efectos especiales deficientes y la química aburrida entre Thurman y Fiennes.

¿Cuáles tu crees que son las peores películas de los años 90? Déjanos saber.