¿Amo los 80?: Las 10 Peores Películas de los Años 80

En ocaciones, nuestras experiencias en las salas de cine han sido menos que favorable, y a veces simplemente horribles. Aunque algunas películas malas han resurgido en popularidad con audiencias como películas de culto, hay otras que continuan siendo citadas como las peores películas jamás hechas.

Las 10 Peores Películas de los Años 80

10. Mac and Me (1988). Esta descuidada película familiar de ciencia ficción que cuenta la historia de la amistad de un niño parapléjico y un pequeño extraterrestre que trata de escapar de la NASA, no sólo es una imitación pobre e vergonzosa de E.T. the Extraterrestrial (1982), pero sirve como un descarado comercial de más de 90 minutos para McDonald’s, Skittles y Coca-Cola. Mac and Me es una largometraje para niños terriblemente ejecutado con malas actuaciones, efectos especiales bastante flojos, un tono oscuro e desalentador y una absurda cantidad de publicidad por emplazamiento. Un fracaso de taquilla fue arrasada severamente por la crítica como una de las peores películas de la historia.

9. Tarzan the Ape Man (1981). El director John Derek le otorgó el papel principal femenino a su esposa Bo Derek en esta completamente ridícula película de aventuras ligeramente basada en la novela homónima de Edgar Rice Burroughs. Esta película dolorosamente aburrida estaba prevista en presentar la historia de Tarzán desde el punto de vista de su compañera Jane, pero su objetivo principal era responder cualquier pregunta sobre la vida sexual de los dos personajes principales. A pesar de ser un éxito de taquilla, Tarzan the Ape Man es ciertamente la peor de las películas de Tarzán jamás hechas, ya que presenta un pobre guión y malas actuaciones y carece de encanto, humor y acción.

8. Leonard Part 6 (1987). Bill Cosby era uno de los comediantes más destacados en la década de los 80 quien tomó un tiempo fuera de su exitosa serie de comedia para protagonizar en esta fallida parodia de películas de espionaje. En Leonard Part 6, Cosby interpreta a un ex espía de CIA quien sale del retiro para salvar al mundo de una malvada mujer quien lava los cerebros de los animales para matar a las personas. Esta comedia absurda y sin sentido no sólo fue un gran fracaso crítico y comercial, pero fue tan mala que el mismo protagonista admitió publicamente en las semanas previas a su lanzamiento que estaba tan decepcionado con élla y aconsejó al público que no desperdiciara su dinero en verla.

7. Superman 4: The Quest for Peace (1987). Para muchos, Superman 3 parecía que iba ser la última entrega de esta franquicia de superheroes de Warner Brothers dado que tuvo menos éxito comercial e crítico que las dos previas peliculas del Hombre de Acero. Sin embargo, el futuro de esta serie fílmica estaba prevista en fracasar durante la producción de Superman 4: The Quest for Peace. Fuertes cortes en su elevado presupuesto resultó en una desordenada producción con un guión cargado de inconsistencias, efectos especiales baratos y aburridas escenas de acción. El protagonista Christopher Reeve Reeve lamentó su decisión de participar en la película, llamandolé una catástrofe de principio a fin.

6. The Garbage Pail Kids Movie (1987). Esta inepta comedia de fantasía basada en la serie de tarjetas para niños que se burlaba de las populares muñecas Cabbage Patch Kids, narra la historia de un joven quien accidentalmente libera un montón de criaturas asquerosas de un bote de basura. The Garbage Pail Kids Movie ciertamente no es la clase de película familiar que padres llevarían a sus niños dado su humor vulgar, escenas groseras, trama absurda, malas actuaciones y la espeluznante apariencia de los personajes titulares. Además de recibir críticas universalmente negativas, el filme fue azotado por grupos de padres que realizaron fuertes protestas para retirar la películas de los cines.

5. Teen Wolf Too (1987). Michael J. Fox hizo lo correcto de mantenerse alejado de esta aburrida y estúpida secuela de Teen Wolf (1985). Sin embargo, Teen Wolf Too no le ayudó la carrera del joven Jason Bateman, quien interpreta al primo del personaje de la película original quien después de recibir una beca de boxeo de la universidad descubre que presenta la misma genética de hombre lobo que lo transforma de poco notable a increíble. Esta comedia de fantasía está mal desarrollada y no tienen nada interesante para ofrecer. Cuenta con un mal reparto y una trama no interesante, demasiada predecible y casi identica a su predecesor, mientras la actuación de Bateman es olvidable.

4. King Kong Lives (1986). King Kong Lives, la aburrida secuela del remake de 1976, centra en el regreso del gigantesco simio quien sorprendentemente sobrevivió su mortal caída del World Trade Center y conoce un simio gigante hembra. El remake era marginalmente entretenida en el mejor de los casos, pero logró el éxito comercial para que Hollywood autorizará esta embarazosa secuela que carece de las grandes emociones de una buena película de monstruos. Además presenta una historia ridícula, malos efectos especiales, aburridas actuaciones y pésima dirección. Su fuerte campaña de marketing no fue suficiente para ignorar sus malas críticas, resultando en un gran fracaso de taquilla.

3. Jaws the Revenge (1987). La tercera secuela de la clásica película de terror que catapultó la carrera del cineasta Steven Spielberg, cuenta con el regreso de Lorraine Gary al papel de Ellen Brody, la viuda del jefe de policía de las dos primeras películas quien está convencida de que un enorme tiburón blanco está asechando su familia. Jaws the Revenge es una verdadera abominación que insulta la película original. Esta ridícula secuela cuenta con una historia predecible, poco plausible y carente de buena tensión, personajes aburridos, dolorosos diálogos y errores técnicos. Según fuentes, la película fue planeada y ejecutada para estar lista en menos de nueve meses, resultando en una producción desordenada.

2. Going Overboard (1989). Sabemos que la filmografía de Adam Sandler cuenta con un gran número de malas películas. Mucho antes de ser uno de los comediantes más rentables del cine de finales de los 90 a inicios de los 2000, Sandler tuvo su primer papel principal en esta dolorosa comedia sobre un joven perdedor quien trata de conseguir trabajo como comediante en un crucero. Going Overboard es una horrible comedia de bajo presupuesto con una debil historia y un montón de chistes malos. La comedia fue relanzada en los cines en 1996 tomando provecho de la creciente popularidad de Sandler. Sin embargo, Going Overboard hizo sus otras películas en obras maestras en comparación.

1. Hobgolblins (1988). Esta horrible comedia de terror de bajo presupuesto narra la historia de un joven guardia de seguridad quien debe rastrear a unas pequeñas criaturas que matan a las personas utilizando sus fantasías. El filme es un terrible intento de aprovecharse de la popularidad de Gremlins (1984). Aquí tenemos una producción con una trama tonta y mal concebida, espantosas actuaciones, vulgaridad innecesaria, extrema misoginia y efectos especiales de excepcionalmente pobre calidad. Ambos críticos y audiencias la catalogaron como una dolorosa experiencia desde sus inicios, y rapidamente se disparó a la cima de la lista de las peores películas del año.

Publicidad
Artículos Recientes