Hay nueve parques nacionales ubicados en el estado de California administrados por el Servicio de Parques Nacionales. Estos parques nacionales que reflejan la gran variedad de paisajes de todo el estado, se pueden explorar durante todo el año y ofrecen una belleza sin igual que han inspirado generaciones de visitantes.

Los Cinco Mejores Parques Nacionales del Estado de California

Parque Nacional de Yosemite. Este espacio natural que fue importante en el desarrollo del Sistema Nacional de Parques, contiene múltiples ecosistemas y una amplia diversidad biológica de flora y fauna nativa de las montañas de Sierra Nevada en el centro de California. Por más de un siglo como parque nacional, Yosemite ha atraído a famosos fotógrafos, naturalistas y escaladores por sus atractivos naturales como bosques de secuoyas gigantes, las cataratas de Yosemite y los picos de granito El Capitán y Half Dome que se elevan sobre el valle. Hoy en día, el Parque Nacional de Yosemite atrae a más de cuatro millones de visitantes de todo el mundo.

Parque Nacional Árboles de Josué. Este parque nacional en el sureste de California, toma su nombre de los árboles de Josué (Yucca brevifolia) nativos del desierto de Mojave. La activista Minerva Hoyt promovió el establecimiento del Parque Nacional Árboles de Josué como parte de su campaña para proteger las áreas desérticas de California. El parque es conocido por sus grandes rocas, impresionantes puestas de sol y riqueza de fauna y flora, y sus actividades populares incluyen la observación de estrellas, el senderismo y la escalada de roca. La temporada alta de visitantes es entre octubre y mayo, antes y después de las altas temperaturas del verano.

Parque Nacional de las Secuoyas. Ubicado en la parte sur de Sierra Nevada, el Parque Nacional de las Secuoyas cubre un área de 1,630 km2 y es conocido por sus cañones profundos, espectaculares paisajes montañosos y secuoyas gigantes que le dan su nombre, incluyendo el General Sherman que es el árbol más grande en volumen del mundo. El parque también alberga la montaña más alta de los Estados Unidos continentales, el Monte Whitney (4,421 m). Entre mayo y septiembre, hay servicios de transporte gratuitos que llevan a los numerosos visitantes anuales a las áreas más populares.

Parque Nacional del Valle de la Muerte. El parque nacional más grande de los Estados Unidos continentales (12,000 km2) se extiende a ambos lados de la frontera entre California y Nevada y contiene algunos de los terrenos más inhóspitos de California. El Parque Nacional del Valle de la Muerte es una zona extrañamente hermosa con dunas de arena, salinas, cañones, montañas y formaciones rocosas únicas, y a pesar de su nombre, alberga una gran variedad de plantas y animales que se ha adaptado a este duro entorno desértico. El parque nacional alcanza regularmente temperaturas de verano que superan los 50 ℃ y cuenta con algunas de las elevaciones más bajas del país.

Parques Nacionales y Estatales de las Secuoyas Costeras. Esta asociación única de un parque nacional y tres parques estatales, está ubicado a lo largo de la costa del norte de California. Además de ser el hogar de los árboles más antiguos y altos de la Tierra, los parques conservan cañones cubiertos de helechos, vastas praderas, ríos salvajes, 60 kilómetros de costa virgen y una gran cantidad de vida silvestre. Cuenta con tres centros de visitantes donde se ofrecen caminatas guiadas por la naturaleza. A diferencia de la mayoría de los otros parques nacionales en los Estados Unidos, no hay tarifa de entrada en los Parques Nacionales y Estatales de las Secuoyas Costeras.