The Big Lebowski 1998Para muchos, la década de los 90 fue una gran época para el cine de humor. Una de las principales novedades de aquella década fue el creciente número de comedias románticas y familiares. Mientras parodias del cine seguían siendo populares con audiencias, las comedias británicas mostraron su fuerza en la taquilla y la crítica mundial. Además, hubo un creciente uso de humor vulgar dirigida a audiencias jóvenes.

Para este listado, hemos tomado aquellas comedias basadas en su éxito crítico y comercial, momentos cómicos memorables y popularidad con fanáticos del género. También no incluye comedias románticas ya que tenemos un listado de este sub género.

Las 5 Mejores Comedias de la Década de 1990

5. Office Space (1999). Mike Judge quien se convirtió en un nombre familiar en la comedia en la década de 1990 con los dibujos animados Beavis y Butthead y King of the Hill, dirigió y escribió el guión de esta comedia agradable y a menudo hilarante que se burla de la cultura corporativa. Office Space se centra en unos empleados de oficina que odian su trabajo y deciden rebelarse contra su jefe. Aunque no fue un éxito comercial, esta comedia tuvo una recepción muy favorable de los críticos que la elogiaron por sus diálogos ingeniosos y personajes extravagantes. Office Space es ampliamente reconocida como un clásico de culto dada su mirada comprensiva de los trabajadores de informática y los temas típicos de los empleados de oficina.

Groundhog Day 19934. Groundhog Day (1993). Bill Murray ofrece una de sus actuaciones más llamativas en esta interesante comedia de fantasía sobre un meteorólogo arrogante que se encuentra inexplicablemente reviviendo el Día de la Marmota una y otra vez hasta que lo haga bien. Esta divertida colaboración entre Murray y el director Harold Ramis presenta una historia divertida y sincera de redención que muestra los dones dramáticos y cómicos de Murray. En su lanzamiento, Groundhog Day fue un modesto éxito comercial que obtuvo críticas generalmente positivas. Sin embargo, la comedia ha ganado un gran reconocimiento tanto de los críticos como de los amantes del cine a lo largo del tiempo debido a sus múltiples transmisiones durante el Día de la Marmota.

3. The Big Lebowski (1998). El galardonado Jeff Bridges protagoniza en esta comedia original sobre un vago desempleado que es confundido por un multimillonario del mismo nombre y con la ayuda de sus compañeros de bolos busca restitución por arruinarle su alfombra. The Big Lebowski es una comedia absolutamente ridícula y extraña que cuenta con el impresionante estilo visual de los hermanos Joel y Ethan Coen, unos personajes excéntricos, uno diálogos poco convencionales y una banda sonora ecléctica. Aunque fue un fracaso comercial y recibió críticas mixtas durante su estreno, esta comedia hilarante, bien escrita y bien interpretada ha gozado de una creciente popularidad, convirtiendose en una película de culto.

Clerks 19942. Clerks (1994). El director y guionista Kevin Smith demuestra que no se necesita un gran presupuesto ni grandes estrellas para crear una comedia exitosa. Filmada totalmente en blanco y negro con un presupuesto limitado de $27,000, Clerks narra las vidas cotidianas de dos empleados de una pequeña tienda y sus clientes. Cargada de personajes coloridos, un humor obsceno y muchos diálogos improvisados, esta película de culto es una de las comedias más realistas e hilarantes de aquella época que muestra una mirada divertida a los trabajos menores de baja paga. Clerks fue un sorpresivo éxito de crítica que marcó el comienzo de la carrera cinematográfica de Smith, y representa un hito en el cine independiente de la década de 1990.

1. Rushmore (1998). La segunda película del aclamado cineasta Wes Anderson es una comedia extravagante e inteligente que cuenta la historia de un adolescente excéntrico (Jason Schwartzman), su amistad con un rico industrial (Bill Murray) y su amor de una la maestra de escuela primaria (Olivia Williams). Rushmore es una comedia innovadora, inventiva y encantadora sobre los problemas académicos y románticos de los adolescentes. A pesar de su modesta recaudación de taquilla, Rushmore tuvo una recepción muy positiva entre los críticos de cine, catapultando la carrera de Anderson como unos de los directores más prometedores del momento y estableciendo a Murray como un actor respetado en el cine independiente estadounidense.

¿Cuales son para tí las mejores comedias de la década de 1990? Déjanos saber.