Las películas de fantasía o cine fantástico nos ofrecen un gran escape de la vida real, llevándonos a mundos maravillosos que trascienden los limites de las posibilidades humanas y las leyes físicas.

Hollywood ha tenido buena suerte con este genero cinematográfico en los últimos dado el tremendo éxito de las sagas The Lord of the Rings, Harry Potter, Twilight y The Hobbit. Numerosos estudios de cine han intentado capitalizar de la creciente popularidad del cine de fantasía pero con resultados muy decepcionantes.

Las 5 Peores Películas de Fantasía del Cine de la Primera Década del Siglo XX

5. Dr. Seuss’ The Cat in the Hat (2003). Tras el éxito comercial de Dr. Seuss’ How the Grinch Stole Christmas (2000), Hollywood llevó a la gran pantalla otro de los libros más vendidos del escritor y caricaturista Dr. Seuss. Esta descuidada comedia familiar está protagoniza Mike Myers como un gato antropomórfico con un sombrero mágico que trae diversión y travesuras a dos niños aburridos. The Cat in the Hat parecía una buena idea y un éxito seguro con audiencias, pero en realidad es una de las películas infantiles más decepcionantes jamás realizadas cuyo humor es demasiado maduro para su público objetivo dado a su alto contenido adulto y doble sentido humorístico.

Dragonball: Evolution 2009

4. Dragonball: Evolution (2009). Esta decepcionante película de fantasía y artes marciales basada en el exitoso manga y animé japones cuenta la historia de un joven guerrero (Justin Chatwin) y su busqueda de siete objetos mágicos que otorgan a su portador un poder ilimitado. Dragonball: Evolution carece de todos los elementos que hicieron de esta serie de libros una gran sensación mundial, y se destaca por su trama débil, exceso de sobreactuación y la falta de escenas de lucha frenéticas. Los críticos no fueron los únicos que mostraron su gran desprecio, ya que los fanáticos de la franquicia inundaron el Internet con reacciones extremadamente negativas.

3. Dungeon and Dragons (2000). Esta aburrida aventura de fantasía es una explotación cinematográfica inepta del popular juego de rol del mismo nombre que presenta un aspecto bastante barato que es más adecuado para la televisión que para la pantalla grande. A pesar la presencia de talentosos actores como el galardonado Jeremy Irons, la mayoría de las actuaciones son bastante malas y ridículas. Dungeons and Dragons también cuenta con una historia desordenada y predecible, mala dirección, diálogos ridículos, personajes poco interesantes, clichés dolorosos, efectos especiales decepcionantes y escenas de acción que carecen de buenas emociones.

2. In the Name of the King (2007). No podemos hacer una lista de lo peor del cine sin incluir alguna pesima producción del director aleman Uwe Boll. La estrella de acción Jason Statham encabeza el elenco de estrellas en esta terrible aventura de fantasía basada en la serie de videojuegos Dungeon Siege. In the Name of the King, la película más costosa de la filmografía de Boll ($60 MM), es una copia barata de The Lord of the Rings que fue un tremendo fracaso crítico y comercial. In the Name of the King cuenta con todos los elementos tipicos de las películas de Boll: una historia predecible, actuaciones aburridas, diálogos ridículos, mala dirección y efectos especiales de mala calidad.

Son of the Mask 2007

1. Son of the Mask (2007). La comedia de fantasía The Mask (1994) fue un éxito de taquilla y crítica que ayudó a catapultar la carrera del comediante Jim Carrey en Hollywood a mediados de la década de 1990. Lo mismo no se puede decir de su espantosa secuela Son of the Mask protagonizada por Jamie Kennedy como un dibujante que se encuentra en una situación dificil cuando descubre que su bebé nació con espectaculares poderes mágicos. A pesar un tono más cómico y una estimulación visual exagerada orientada al público familiar, esta producción decepcionante es en realidad un desastre frenético y dolorosamente sin gracia que terminó en las listas de las peores comedias de la historia.

¿Cuáles son las peores películas de fantasía de la primera década del siglo XX? Déjanos saberlo.