Costa Rica es un país de las maravillas naturales como volcanes activos, selvas tropicales, playas vírgenes y abundancia de vida silvestre. Este es un país que está entre los mejores destinos vacacionales en América Latina cuya belleza natural, emocionantes actividades al aire libre y gente amigable hacen que los turistas regresen por más.

Costa RicaEl turismo ha sido uno de los sectores económicos de más rápido crecimiento del país. Desde principios de la década de 1990, Costa Rica ha servido como un modelo del ecoturismo, en gran parte por su sistema de parques nacionales y áreas protegidas que cubren alrededor de un cuarto de la superficie terrestre del país y albergan una rica variedad de flora y fauna.

Para surfistas y amantes del sol, visite su gran cantidad de hermosas playas y pequeños pueblos costeros con alojamiento económico y un gran ambiente cultural.

Costa RicaInvierno & Primavera. La mejor época para visitar Costa Rica es desde diciembre hasta abril que se caracteriza como la temporada seca. Estos son unos meses ideales para explorar las espectaculares selvas tropicales y las costas arenosas del país. También es un tiempo que encontrarás muchas fiestas animadas con bailes y música en vivo.

Sin embargo, la temporada seca también es la temporada alta de turismo que atrae a entusiastas de la naturaleza y amantes de las playas de Norteamérica y Europa que tratan de escapar el clima frío. Tendrás que reservar tu hotel con varios meses de anticipación para asegurar un buen alojamiento.

Costa RicaVerano & Otoño. La temporada de lluvias, también conocida como la «temporada verde», significa menos turistas y costos de alojamiento más bajos para aquellos a quienes no les importa quedarse empapado. En las áreas más secas, las lluvias comienzan en la tarde o en la noche y tienden a durar solo unas pocas horas. Si planea visitar durante esta temporada, debe tener cuidado al transitar a lugares remotos ya que las carreteras sin pavimentar pueden ser intransitables. Durante el verano, las lluvias se detienen brevemente, permitiendo visitantes disfrutar del follaje verde y la vida silvestre de los bosques de Costa Rica sin empaparse.