Con su diversidad natural e inspiradores paisajes, el estado de Utah es un paraíso para los amantes de la naturaleza y los excursionistas aventureros. Además de sus cinco parques nacionales, denominados los «Mighty 5«, Utah cuenta con docenas de parques estatales que ofrecen una amplia variedad de opciones recreativas.

Los Mejores Parques Estatales de Utah

Parque Estatal Dead Horse Point. Ubicado a unos 45 minutos en automóvil desde el poblado de Moab, el Parque Estatal Dead Horse Point cuenta con uno de los miradores más espectaculares de Utah. Sobre una mesa de arenisca, los visitantes pueden disfrutar de vistas del río Colorado y acantilados verticales que se elevan 2000 pies. El origen de su nombre data a finales del siglo XIX cuando vaqueros usaban este espacio como un corral natural para los mustangs salvajes.

Parque Estatal Snow Canyon. Una de las zonas de senderismo más populares en el sudoeste de Utah, presenta paisajes magníficos que no puedes encontrar fácilmente en los parques nacionales más importantes de los alrededores. Además de sus campos de lava negra y olas de dunas petrificadas, la característica más notable es un gran cañón entre las Montañas Rojas que cuenta con algunos miradores destacados.

Parque Estatal Coral Pink Sand Dunes. Este parque estatal en el suroeste de Utah, es pequeño pero único. Presenta dunas de arena rosadas junto a acantilados de arenisca roja. Es un lugar extremadamente popular para las personas que vienen aquí con vehículos todo terreno y hacer el sandboarding. Sin embargo, no se permite operar vehículos todo terreno durante las horas tranquilas de la mañana y la tarde para no molestar a los campistas que buscan tranquilidad.

Parque Estatal de la Isla Antílope. Situado en la isla más grande del Gran Lago Salado, este parque nacional cuenta con un puerto deportivo, una playa con áreas de picnic y baños modernos, un pequeño restaurante de comida rápida, áreas para acampar y senderos para caminatas que varían en longitud y dificultad. Tiene manantiales de agua dulce que sustentan la vida silvestre local como bisontes, antílopes berrendo, ciervos mula, borrego cimarrón, coyotes y linces.

Parque Estatal de Bosque Petrificado de Escalante. En este parque estatal en el sur de Utah, los visitantes pueden realizar caminatas por senderos naturales a través de un bosque petrificado o practicar actividades acuáticas como los paseos en bote, la natación y la pesca en las aguas cristalinas del embalse Wide Hollow. Su centro de visitantes alberga exhibiciones de fósiles de plantas, madera petrificada y huesos de dinosaurios fosilizados de más de 100 millones de años.

Parque Estatal Kodachrome Basin. Este parque estatal está situado al sureste del Parque Nacional del Cañon Bryce, y es conocido por sus formaciones rocosas y hermosos cielos azules. Las chimeneas monolíticas que sobresalen del fondo del valle, fueron el resultado de fuentes termales y actividad tectónica. Además del senderísmo, el ciclismo de montaña y los paseos a caballo, la observación de estrellas es muy popular ya que el parque ve poca contaminación lumínica.

Parque Estatal Sand Hollow. Ubicado cerca del poblado de Hurricane, el Parque Estatal Sand Hollow es uno de los parques estatales más nuevos de Utah y es un lugar popular entre los lugareños en el sudoeste del estado que vienen aquí para pasar el rato en sus cálidas aguas azules y hermosa playa de arena suave, recorrer las dunas de arena circundantes en un vehículo todoterreno o simplemente disfrutar del paisaje de arenisca roja.

Parque Estatal Goosenecks. Este pequeño parque estatal se encuentra en una parte remota del sur de Utah y es una parada conveniente si visitan el Valle de los Monumentos, dado su paisaje dramático del profundo cañón sobre el río San Juan. El Parque Estatal Goosenecks está en gran parte sin desarrollar, y se recomienda a los campistas traer su propia agua, comida y otros equipos necesarios.