Mitos y Realidades sobre el Ahorro de Gasolina
junio 13, 2016 | Por - admin

CombustiblesEn estos tiempos en que nos vemos afectados constantemente por los cambios en los precios de los combustibles, muchos conductores se apresuran en tomar medidas para ahorrar gasolina o para sacarle el mayor provecho a los galones en su tanque.

Existen métodos y trucos que se emplean para conseguir algún ahorro, y aunque a algunos se les puede otorgar un mérito real, otros no resultan nada efectivos, pues en vez de ahorrar lo que se consigue es consumir un poco más de una u otra forma.

El Uso de Aditivos. En teoría el consumo de gasolina de tu vehículo puede mejorarse si se le añade químicos formulados para aumentar la eficiencia del motor y el kilometraje por galón. Sin embargo, en la práctica no existe ninguna prueba o explicación científica de cuanto menos combustible se quema si se usan estos aditivos.

Gasolina Premium. Si, es verdad que la gasolina “de la buena” aumenta el desempeño del vehiculo… si conduces un auto que requiera de combustible con un alto octanaje, pero como no todos los conductores se pasean en modernos Ferrari entones tu auto debe estar apto para correr con el octanaje presente en la gasolina regular. Si aumentas el octanaje lo que puede pasar es que el motor trabaje de manera menos eficiente porque el tiempo de la combustión de combustible en tu vehículo podría alterarse.

Ruedas con mucho Aire. En teoria las ruedas correrían más facil y provocarían menos esfuerzo en el motor si tienen mucho aire. Este exceso en el aire puede reducir la fricción entre las ruedas y el pavimento, pero a la vez las desgasta más rapidamente, lo que provocaría una sustitución de las gomas en menos tiempo. Peor que eso es que con las ruedas en ese estado se aumenta la distancia de frenado y la probabilidad de accidentarse.

Aire Acondicionado. Muchos conductores creen que pueden reducir significativamente el consume de combustible apagando el aire acondicionado, pero no siempre es así, pues al andar con las ventajas bajas en aire entra en el vehículo y lo empuja en la dirección contraria, lo que dificulta al motor mantener la velocidad.


Últimas Actualizaciones