El Parque Piedras Vivas de San Cristóbal

El Parque Piedras Vivas de San Cristobal está ubicado entre la Avenida Constitución y la Calle General Cabral frente a la Catedral Nuestra Señora de la Consolación. Este parque fue la obra del arquitecto Henry Gassón, e inaugurado el 28 de febrero de 1944 en honor al dictador Rafael Leónidas Trujillo.

La Toma de San Cristóbal

Uno de los espacios recreativos predilectos de los habitantes de la región sur de la isla y Santo Domingo durante los fines de semana y los días feriados, es La Toma de San Cristóbal, un balneario de agua dulce natural ubicado a solo unos 6 kilómetros al norte la capital provincial San Cristóbal.

Municipio de San Gregorio de Nigua de la Provincia San Cristobal

San Gregorio de Nigua o simplemente Nigua es uno de los municipios de la provincia San Cristobal. Está ubicado en la parte oriental de esta provincia y se limita al norte con el municipio Bajos de Haina, al oeste con el municipio cabecera San Cristobal y al sur y al este con el Mar Caribe.

Atracciones Turísticas de San Cristóbal: La Tierra de la Primera Constitución

San Crístobal es una de las provincias del sur de la República Dominicana. Está ubicada al pie de la Cordillera Central, entre los ríos Nigua y Nizao, y tiene por limites la provincia Monseñor Nouel al noroeste, la provincia Monte Plata al noreste, la ciudad capital Santo Domingo al este, las provincias Peravia y San José de Ocoa al oeste y el Mar Caribe al sur.

Municipio de Cambita Garabito de la Provincia San Cristóbal

Cambita Garabito es un municipio de la provincia San Cristóbal de República Dominicana. Su nombre se debe precisamente a la hacienda Santa Lucia de Camba, una propiedad que abarcaba gran parte de lo que es hoy el municipio. “Garabito” fue añadido en honor a la familia Dominguez Garabito, una de las primeras familias que se establecieron en esta zona.

El Castillo del Cerro de San Cristóbal

El Castillo del Cerro es una majestuosa edificación construida para el dictador Rafael Leonidas Trujillo y su familia, en 1949, aunque luego fue rechazada por el mismo. Esta obra de la arquitectura dominicana se destaca por su contenido histórico y por su valor artístico.