La Reserva Nacional del Gran Ciprés (Big Cypress National Preserve) es un gran ecosistema de praderas costeras y pantanos de agua dulce (720,000 acres) que está ubicada en el sur del estado de Florida a unos 70 kilómetros al oeste de la ciudad de Miami.

Big Cypress National PreserveGran Ciprés estuvo históricamente ocupado por varias culturas de nativos americanos incluyendo los mikasuki y los seminolas.

Los primeros colonos europeo-americanos se establecieron aquí en el siglo XVI. Cortaron la mayoría de los árboles viejos, cultivaron las áreas más elevadas para obtener verduras en el invierno y cazaron caimanes, cocodrilos y muchas aves nativas.

La finalización de la ruta Tamiami Trail en 1928 permitió que todos pudieran viajar fácilmente a través del pantano y provocó el desarrollo a lo largo del sur de Florida.

Cuando el Parque Nacional Everglades fue establecido en 1947, Gran Ciprés originalmente se pretendía ser incluido, pero la tierra no había sido comprada de sus propietarios privados.

En 1968, comenzaron la construcción de lo que sería el aeropuerto internacional más grande del mundo en este extenso pantano. Para proteger su integridad ecológica, los nativos americanos y los conservacionistas levantaron una campaña para que Gran Ciprés sea incluido en el Sistema de Parques Nacionales. El 11 de octubre de 1974, se estableció la Reserva Nacional del Gran Ciprés, convirtiéndose en la primera reserva nacional de los Estados Unidos.

La Reserva Nacional del Gran Ciprés sirve como refugio a una amplia variedad de plantas y animales incluyendo cipreses húmedos, orquídeas, caimanes, cocodrilos, serpientes venenosas, garcetas, garzas, nutrias, venados, gatos monteses y osos negros. También alberga especies en peligro de extinción como la pantera de Florida.

Aproximadamente un millón de personas visitan la reserva cada año. Esta área protegida brinda una variedad de oportunidades para disfrutar al aire libre. Existen doce campamentos donde los turistas pueden pasar la noche con áreas designadas para estacionar sus vehículos.

Debes tener en cuenta los cambios estacionales para aprovechar las oportunidades recreativas. Durante la temporada de lluvias (mayo a octubre), es posible que encuentres mucha humedad, temperaturas altas, tormentas eléctricas por la tarde y una multitud de mosquitos.

La mayoría de los visitantes de Gran Ciprés vienen entre diciembre y marzo. Durante los meses secos de invierno, los campamentos pueden estar ocupados, pero hay menos mosquitos y mejores oportunidades para la observación de la vida silvestre por los estanques y canales. Tambien, los guardabosques a menudo conducen caminatas o viajes en canoa por los pantanos.

La caza es una actividad recreativa que está permitida dentro de la reserva nacional pero es controlada por el Servicio de Parques Nacionales y la Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida.