El Niala: Residente de los Densos Bosques y Matorrales del Sur de África

El niala (Tragelaphus angasii) es una especie de antílope africano de la familia Bovidae que habita en el sur de África (Malawi, Mozambique, Sudáfrica, Swazilandia y Zimbabwe).

El niala es un antílope de tamaño mediano. Los machos son más grandes que las hembras y pueden llegar a pesar más de 300 libras.

Las hembras y los machos juveniles tienen un pelaje de marrón rojizo con rayas blancas en sus costados. Sin embargo, el pelaje se vuelve más oscuro y las rayas son reducidas o ausentes en los machos adultos.

Ambos sexos tienen una marca blanca entre los ojos y una cresta dorsal de pelo que recorre el cuello y el dorso.

Los machos poseen cabello largo en el pecho y el vientre, y grandes cuernos en espiral que pueden llegar a medir 80 centímetros de longitud.

Como herbívoro, la dieta del niala consiste en follaje, frutas y flores.

Habitan generalmente en matorrales y zonas boscosas cerca de fuentes de agua. Son animales muy cautelosos y no territoriales que evitan espacios abiertos.

Los machos adultos viven solos, pero se pueden encontrar pequeños grupos familiares de hasta 10 individuos.

Los principales depredadores de niala son el león y el leopardo. En caso de peligro, este antílope africano hace un ruido agudo y alto como el ladrido de un perro, para advertir a los otros en el grupo. También reacciona a las llamadas de alarma de otros animales.

Este animal se reproduce durante todo el año, pero el apareamiento alcanza su punto máximo en primavera y otoño. Las hembras alcanzan la madurez sexual a los 12 meses de edad mientras los machos la alcanzan a los 18 meses.

Los machos pelean por el dominio durante el apareamiento.

Una cría nace después de un período de gestación de 220 días, pero gemelos pueden ser probables. El nacimiento se lleva a cabo generalmente lejos de la vista de los depredadores. La cría permanece oculto detras de los matorrales por casi tres semanas mientras la madre lo cuida en intervalos regulares.

Las principales amenazas para la población del niala son la caza furtiva y la pérdida de hábitat por el asentamiento humano, el desarrollo agricola y la ganadería. Como resultado, la mayoría de las poblaciones de nialas se encuentran en varios parques nacionales, santuarios y granjas privadas en toda Sudáfrica.

Publicidad
Artículos Recientes