¿Toallas sanitarias o tampones? Conoce las ventajas de cada uno.

Toallas-SanitariasVas al supermercado, llegas al pasillo de la higiene intima y te encuentras con decenas de productos y marcas diferentes para tu menstruación. Estás acostumbrada a las toallas sanitarias, pero has escuchado hablar de los tampones y piensas en probarlos. Si este es tu caso, te presentamos una guía con las ventajas y desventajas de cada método. Entonces, ¿Toallas sanitarias o tampones? Eso depende de ti.

Las toallas sanitarias cada vez son más finas, cómodas y absorbentes, con diferentes tamaños y alitas para evitar derrames y malos momentos. Sin embargo, muchas mujeres defienden los tampones por ser la opción más práctica en ciertas circunstancias, como estar en la playa o la piscina.

Y es todo esto es cierto, pues los tampones son unos tubos de material absorbebente que se introducen dentro de la vagina en un punto donde no incomodan y realizan la misma función que las toallas sin que el flujo salga del cuerpo.  Este método está recomendado para los primeros dos días de la menstruación, cuando el flojo es más abundante, y debe el tampon debe ser cambiado al menos 3 veces al día.

Las toallas sanitarias no penetran en tu cuerpo, sino que absorben el fujo cuando sale, y aunque esto provoca malos olores de la sangre y para muchas mujeres resulta incomodo tenerlas sujetas a su ropa interior, es el método más usado sobre todo en mujeres que no están activas sexualmente. La única desventaja de las toallas sanitarias es que pueden provocar irritación en la piel de la vagina por el roce.

Volviendo al tampones ¿Cuáles sus ventajas frente a las toallas sanitarias?

• La principal ventaja es su “invisibilidad”, pues las toallas sanitarias son voluminosas y pueden llegar a ser visibles dejajo de la ropa, lo que puede resultar vergonzoso para algunas mujeres.

• Facilitan actividades como nadar, correr, montar bicicleta o caballo entre otras, durante la menstruación.

• Reduce el mal olor que puede ocurrir durante la menstruación, ocasionado por la descomposición gradual del fluido menstrual, cuando entra en contacto con el aire.

• Ofrece un mejor control del flujo menstrual que las toallas sanitarias, ya que la sangre tiende a depositarse en el fondo de la vagina y puede salir en forma de bolo al cambiar de posición, pujar o estornudar. Esto puede sobrepasar la capacidad absorbente de la toalla y tomar desprevenida a quien la usa.

• La toalla sanitaria puede provocar irritación en la esa parte íntima por el roce o por alergia, mientras que no se han señalado casos de alergia a los tampones.

• Sin importar el tamaño de la toalla sanitaria, siempre se puede sentir, mientras que el tampón, cuando está bien colocado, no tiene porque sentirse.

Entre las desventajas de los tampones está que puede causar el Síndrome de Choque Tóxico, que resulta de dejarse un tampón puesto por muchas horas, lo que provoca que se acumulen bacterias y esto puede resultar en vomitos, diarrea y otros males.

Publicidad
Artículos Recientes