Estrés Visual: ¿Cómo Combatirlo?
octubre 28, 2016 | Por - Paola Chaljub

Estrés Visual

El ritmo de vida de estos tiempos demanda largas horas frente a la computadora durante el día y otras tantas viendo televisión antes de dormir. El resultado: vista cansada, visión borrosa, dificultad para enfocar la mirada en un punto fijo, dolor de cabeza y fatiga general, síntomas claros de que podrías estar sufriendo de estrés visual.

La fatiga visual surge como una respuesta natural del organismo ante un esfuerzo visual excesivo, que lo sufre el 80% de las personas que trabajan durante más de ocho horas frente a una pantalla. Su nombre médico es astenopía, término que quiere decir visión cansada o fatigada, que en este caso se produce por el esfuerzo excesivo de los ojos.

Ciertamente, el uso de computadoras, tabletas y aparatos electrónicos es parte habitual del día a día: estos aparatos constituyen herramientas indispensables para el trabajo y el esparcimiento. Por esto es importante seguir algunas recomendaciones para cuidar la salud visual.

Coser, leer, estar largo rato frente al televisor, conducir y trabajar en ambientes con mucho humo o mal iluminados son actividades cotidianas que, realizadas sin los cuidados adecuados, pueden generar estrés visual. Los síntomas suelen aparecer al final del día, acompañados de otros como dolor en el cuello, insomnio, náuseas y dificultad para concentrarse.

Para reducir el estrés visual y sus indeseados síntomas, los expertos recomiendan tomar en cuenta las siguientes pautas ergonómicas básicas en el lugar de trabajo:

• Asegúrate de que tu silla tenga un respaldo adecuado, que te permita tener una postura adecuada. Cuida también de que no haya excesiva tensión en la cabeza, espalda, cuello y ojos.

• Es importante iluminar adecuadamente los ambientes, preferiblemente con luz natural. La recomendación es que sea tres veces más fuerte que la luz de fondo y que entre por el lado opuesto al de tu mano, para evitar sombras que impidan la correcta visión.

• Cada cierto tiempo es necesario que hagas pausas para enfocar objetos a distancia. Un minuto de receso por cada 15 minutos de trabajo, ayuda a disminuir considerablemente la fatiga ocular.

• Se recomienda utilizar la medida de Harmon cuando tengas que ejecutar trabajos a corta distancia. La distancia correcta es la resultante del codo en el escritorio, los nudillos en la barbilla y una leve inclinación de la cabeza hacia abajo.


Últimas Actualizaciones