¿Cómo Superar el Miedo a las Montañas Rusas?

Muchas personas temen en subirse a las montañas rusas, pero tu puedes aprender a controlarlo y comenzar a disfrutar las emociones que ofrecen las montañas rusas. Te ofrecemos algunos consejos para controlar tus niveles de estrés y desarrollar tu confianza para subirte a una de estas atracciones.

Antes de montar una montaña rusa, es una buena idea aprender un poco sobre ellas. Puedes consultar información en línea. Muchos parques temásticos suelen clasificar las montañas rusas según su intensidad. Las montañas rusas de madera son las más antiguas y muy desiguales, y las de acero son más complejas con muchos giros y vueltas.

Hable con sus familiares y amigos acerca de sus experiencias en montañas rusas. Pregúnteles cuáles montañas rusas son las más suaves o las más intensas. Al preguntarle cuál fue su primera experiencia en montaña rusa, tendrá una buena idea de lo que debe evitar en su primer viaje. Hable con personas que estaban asustadas pero ahora les encantan, ya que le ayudarán a superar el miedo.

En tu primer viaje en una montaña rusa, pasa un tiempo en el parque observando las montañas rusas para encontrar las que dan menos miedo. Recuerda que las montañas rusas están diseñadas para dar emociones y escalofríos. Opta por una de madera con caídas leves y sin giros para acostumbrarte a las sensaciones.

Mientras esperas en la fila, no te pongas tenso. Intenta resistir la tentación de mirar la parte más aterradora del viaje. Piensa en otras cosas o enfocate en hablar con tus amigos para distraerte de lo que va a suceder.

Montar en una montaña rusa por primera vez será mucho más fácil con amigos para animarte y apoyarte. No debes ir con gente que te presionarán para ir en los que no te sientes cómodo todavía.

Debes seguir las precauciones de seguridad y escuchar las instrucciones del personal del parque temático, ya que lesiones por ir en una montaña rusa son el resultado de no seguir las reglas.

Al momento de subirse a la montaña rusa, siéntate en el medio para un viaje más suave. Si te hace sentir mejor ver lo que viene, es posible que deseas sentarse en el frente. Recuerda que en la parte trasera, ejercen fuerzas g más fuertes durante los giros y las caídas.

Durante el viaje, trate de mantener la calma. Mantenga su cabeza segura y apoyada contra el respaldo del asiento en su silla y mira hacia adelante. No contenga la respiración en las montañas rusas, ya que podría marearse. También resista la tentación de cerrar los ojos, ya que hacerlo provocará sentimientos de desorientación y causar náuseas. Si te estás volviendo tenso, usa tu imaginación a tu favor para distraerte momentáneamente de lo que está sucediendo y hacer que todo vaya más rápido.

Publicidad
Artículos Recientes