¿Cómo Diferenciar una Rana Hembra de un Macho?

Cuando se trata de especies de ranas, no tienes que consultar a un biólogo o un experto en anfibios para saber cómo diferenciar los machos y las hembras. Al observar cuidadosamente su apariencia y comportamiento podrás facilmente determinar su sexo.

Para la mayoría de las especies de ranas, los machos son notablemente más pequeños que las hembras. Esto es debido que los machos tienen que subirse a la espalda de las hembras para aparearse por lo que la hembra debe ser más grande para poder soportar el peso del macho.

Las ranas macho son las que hacen ruidos por la noche sin parar para atraer parejas alrededor de los lugares de reproducción. Los machos presentan gargantas especialmente diseñadas para este propósito. Tienen algo llamado «saco vocal» en sus gargantas que se llena de aire como un globo.

Las orejas de ranas son discos planos de piel en los lados de sus cabezas detrás de sus ojos. Los machos tienden a tener orejas más grandes que sus ojos, mientras las orejas de las hembras son más pequeñas o aproximadamente del mismo tamaño que sus ojos.

Algunas ranas macho tienen brazos más gruesos y ciertas características especiales en sus manos que usan para agarrar a las hembras con el fin de aparearse.

En algunas especies de ranas, los machos presentan una piel más áspera, mientras las hembras tienen una piel suave.

Las ranas macho presentan un comportamiento como de un perro macho. Ocasionalmente se suben a algo, lo agarrarán con sus patas delanteras y empujan su parte inferior contra él.

Fotos: Cristian Marte – Museo Nacional de Historia Natural
Publicidad
Artículos Recientes