El Águila Calva: El Ave Nacional de los Estados Unidos de América

El águila calva (Haliaeetus leucocephalus) o águila americana es un ave grande de rapiña que habita en Norteamérica, y el ave nacional de los Estados Unidos de América.

Esta especie de águila habita en una gran variedad de entornos naturales. Generalmente se encuentra cerca de grandes cuerpos de aguas abiertas con abundante suministro de alimentos y árboles para anidar.

Por lo general, los adultos miden entre 28 a 40 pulgadas y y su envergadura supera las 92 pulgadas. Las hembras son más grandes que los machos.

Las águilas calvas no son realmente calvas. Su nombre se deriva de un significado antiguo de la palabra «cabeza blanca».

Su cuerpo es de color marrón oscuro, mientras su cabeza y cola son blancas. También tiene pies amarillos con grandes garras, y un pico amarillo en forma de gancho.

Estas águilas pueden volar de 30 a 60 kilómetros por hora en vuelo normal y descender rapidamente a velocidades de 120 a 160 kilómetros por hora. Pueden volar a altitudes de 10,000 pies o más y permanecer en el aire durante horas con la ayuda de corrientes de viento y corrientes ascendentes térmicas.

Aunque se alimenta principalmente del pescado, el águila calva es un alimentador oportunista por lo que también caza aves y mamíferos pequeños y robará comida de otras aves de rapiña. Está en la parte superior de la cadena alimentaria por lo que no tiene depredadores naturales.

Son aves solitarias, pero también viven en parejas apareadas o grupos familiares.

Se convierten en adultos cuando tienen cuatro o cinco años, y viven de 15 a 30 años en la naturaleza y hasta 48 años en cautiverio.

Las águilas calvas se aparean de por vida. Sin embargo, si uno muere o desaparece, el otro elegirá un nuevo compañero. Realizan exhibiciones dramáticas de cortejo aéreo.

Los nidos se construyen lo más alto posible del suelo para mantener una mejor visibilidad. Las parejas usan el mismo nido año tras año, y lo remodelan agregando plumas, musgo, palos y ramas.

Esta especie construye el nido más grande de cualquier ave de Norteamérica. Los nuevos nidos tienen un promedio de cinco pies de ancho y dos pies de profundidad, y con el tiempo, pueden alcanzar más de 10 pies de ancho y pesar varias toneladas.

La hembra pone de uno a tres huevos blancos, y el período de incubación es de 34 a 36 días.

Los recién nacidos están cubiertos con plumas suaves de color gris claro. Ambos padres comparten los deberes de alimentar, criar y proteger a los polluelos.

Esta ave de rapiña estaba a punto de extinguirse debido al uso del pesticida DDT, la pérdida de hábitat y la caza ilegal. Dado a fuertes esfuerzos de protección y conservación, las poblaciones han comenzado a subir de nuevo, y el ave fue sacada oficialmente de la lista de especies en peligro de extinción de los Estados Unidos el 12 de julio de 1995.

El águila calva fue declarada oficialmente el emblema nacional de los Estados Unidos en el año 1782 a pesar las objeciones de Benjamin Franklin quien preferió el pavo como el emblema nacional.

Es un ave sagrada en algunas culturas de América del Norte. Según las costumbres espirituales de los nativos americanos, estas águilas sirven como mensajeras entre dioses y humanos, o son símbolos de la naturaleza, la fertilidad, la valentía o la paz.

Publicidad
Artículos Recientes