Signos del Sobreentrenamiento

El ejercicio regular es importante para llevar una vida saludable, pero hacer mucho ejercicio puede resultar en riesgos significativos para tu salud. Si tu rutina de ejercicios interfiere con tu vida diaria o sufres de signos de sobreentrenamiento como disminución del rendimiento, fatiga crónica y cambios de humor, debes dejear de hacer ejercicio durante 1 a 2 semanas para que tu cuerpo pueda recuperarse.

El dolor muscular o articular es una señal clara de que estás haciendo demasiado ejercicio. Escucha a tu cuerpo y toma un descanso.

Demasiado ejercicio cardiovascular o entrenamiento de resistencia puede forzar tu sistema circulatorio e incluso provocar un paro cardíaco. Si sientes dolor en el pecho, problemas para respirar y hormigueo en los brazos, la espalda, el cuello o la mandíbula, llama a los servicios de emergencia.

Sentirse cansado después de un entrenamiento duro es normal. Sin embargo, es posible que estés haciendo demasiado ejercicio cuando siempre estás cansado mental y físicamente. La fatiga crónica puede producirse cuando los músculos no tienen la posibilidad de recuperarse entre sesiones de ejercicios intensos o no estás consumiendo suficientes calorías para alimentar su cuerpo.

Esté atento de cualquier disminución de agilidad, fuerza y resistencia. Esto es signo revelador de sobreentrenamiento, ya que no le estás dando a tus músculos el tiempo que necesitan para recuperarse después de un ejercicio intenso.

Ten en cuenta cualquier sentimiento de depresión, irritabilidad o cambios de humor, ya que cuando su cuerpo está estresado físicamente, liberas hormonas que afectan sus emociones. Tome nota si tu estado de ánimo cambia inexplicablemente de repente o experimentas inquietud o dificultad para concentrarse.

Las mismas hormonas del estrés que causan depresión, irritabilidad y cambios de humor pueden interferir con tu ciclo de sueño normal. Monitorea tus hábitos de sueño llevando un registro de cuánto tiempo te lleva para quedarte dormido y si tienes problemas para mantener el sueño.

Hacer demasiado ejercicio puede debilitar tu sistema inmune. Puedes estar enfermandose más de lo normal o sentirse más cansado por un resfriado leve.

Si reconoces que presentas signos de ejercicio compulsivo que afectan tu salud física y psicológica, tómate un descanso del ejercicio de 1 a 2 semanas y cuando reanude el ejercicio, hágalo lentamente.

Si el descanso no ayuda, pídale consejo a su médico, especialmente si sufrió una lesión. Su médico puede recomendarlo un régimen de ejercicios saludables o dirigirló a un profesional de la salud mental.

Publicidad
Artículos Recientes