Lasaña criolla, un plato de Italia adaptado a Dominicana

Es impresionante cómo los dominicanos adaptamos cualquier popular receta de otras culturas a la nuestra, con otras tecnicas e ingredientes. A esta receta se le ha denominado Lasaña a la criolla por la misma razón, porque ha sido moficada de la original receta italiana de Lasagna, para hacerle espacio en nuestra cocina dominicana.

Esta versión tiene algunos ingredientes que le aportan un toque muy criollo a esta decicia de la pasta italiana. Ideal como plato principal para acompañar con ensalada, aunque la solemos comer como acompañamiento. ¡Disfruten!

Ingredientes
Nueve tiras de lasagna.
Una libra de queso mozzarela rallado.

Para el relleno

Dos libras de carne de res molida.
Dos cucharadas de aceite de oliva.
Dos cucharadas de pasta de tomate.
Una cebolla pequeña.
Pimienta negra.
Orégano.
Sal

Para la salsa

Ocho tomates bien maduros.
1/4 cucharadita de pimienta negra molida.
Una pizca de orégano.
Dos cucharadas de aceite de oliva.
1/2 cucharada de ajo majado.
Sal

Preparación
Ponga la carne molida en un recipiente y mezcle con la cebolla, una pizca de orégano, una pizca de pimienta molida y una pizca de sal. En una sartén caliente el aceite. Agregue la carne y remueva para que se cocine uniformemente. Agregue dos cucharadas de agua y la pasta de tomate. Deje sofreír hasta que esté bien cocido. Deje evaporar casi todo el líquido. Ajusta la sal a tu gusto. Retira del fuego y reserva.

Ponga agua a hervir. Sumerja los tomates en el agua hirviendo por unos pocos segundos para aflojar la piel. Retira del agua. Deja enfriar y retira la piel. Corta en trozos pequeños deshaciéndote de las semillas. Espolvoréalos con sal y pimienta. Calienta el aceite y sofríe a temperatura baja hasta que los tomates estén blandos y formen 2 1/2 tazas de salsa espesa. Añade agua si es necesario.

Ajusta la sal al gusto. Apaga el fuego y reserva.

Hierve la pasta hasta que esté ligeramente más dura que aldente añadiendo una cucharadita de sal al agua. Pon tres hojas de lasagna en el fondo de un molde cerámico. Cubre con un cuarto de la salsa. Pon la mitad de la carne encima y un tercio del queso. Pon tres hojas de lasagna encima y repite con el resto. Cubre con el queso restante y hornea a fuego bajo por 20 minutos. Deja enfriar por cinco minutos antes de servir.

Publicidad
Artículos Recientes