Seguridad en la Naturaleza: Consejos para Comó Prevenir un Ataque de Oso

Los osos son enormes mamíferos carnívoros de la familia Ursidae. Habitan en una amplia variedad de entornos naturales en los continentes de América del Norte, América del Sur, Europa y Asia. Los ataques de oso son una preocupación particular para aquellos que viven en o cerca de sus hábitats. Varias especies de osos son peligrosas para los seres humanos, especialmente si son provocados, en defensa de los jóvenes o por razones depredadoras.

Cuando vas de excursión o campamento, visita la oficina o estación del guardabosques para las últimas noticias sobre el avistamiento de osos. Los guardabosques sabrán exactamente lo que hay que hacer para evitar cualquier confrontación.

Debes estar preparado para evitar a los osos y tratar con ellos en el raro caso de que pueden atacar. Lleva repelentes para osos y sigue los avisos locales y las técnicas adecuadas para el almacenamiento de los alimentos y los desperdicios en los campamentos, ya que el olor puede atraer a estos animales.

Debes observar por signos de osos. Si ves huellas de oso, busca otro camino o abandona el área.

Los osos generalmente prefieren mantenerse alejados de los seres humanos. Cuando exploras un entorno natural, hazlo en grupo. Existen muy pocos registros de osos que han atacado a un grupo de personas. Cuando vas solo, anuncia tu presencia cantando o hable en voz alta para que los osos tengan tiempo de escapar de usted.

Si ves un oso de lejos, no hagas ruido y manténgase calmado y bien alejado. Esto es especialmente importante con los jóvenes, ya que una madre puede estar cerca y es muy probable que ataque en defensa de sus cachorros.

Los osos también defenderán su comida más reciente. Si encuentras cadáveres especialmente frescos, inmediatamente abandona el área.

Saber el comportamiento básico del oso será muy útil para saber cuándo las situaciones están escalando. Cuando un oso se pone en dos patas suele ser un signo de curiosidad, y adoptan esta postura para fingir la agresión y evitar una pelea.

Es importante que determines qué tipo de oso estás tratando. Mira el color del pelaje del oso. Si el oso tiene pelo marrón, es un oso pardo que también presenta una joroba pronunciada entre los hombros. Si el oso tiene pelo negro, es un oso negro que son generalmente más pequeños que los osos pardos.

Si te encuentras con un oso, muestrale que eres un ser humano y no una presa. Manten la calma y y trata de no parecer asustado. Habla tranquilamente con voz baja y no grites o hagas algun ruido fuerte que pueda agitar al animal. Debes lentamente alejarse sin perder la vista del animal. Trata de verse lo más grande posible, levantando lentamente los brazos, agitando las manos e extendiendo tu chaquete a los costados.

Es importante de no correr, ya que los osos pueden correr más rápido que los humanos y les gusta perseguir a su presa. Si el oso comienza a seguirte, deja de moverte.

Publicidad
Artículos Recientes