El Carnaval Dominicano: Una Fiesta Cultural de la República Dominicana
febrero 1, 2016 | Por - Bethania Ortega

Carnavales de República Dominicana

Cada región tiene su manera muy particular de celebrarlo, ningunas compiten entre sí, todas en conjunto enriquecen cada año en mayor medida la cultura dominicana.

Carnavales de República DominicanaA partir del siglo XV inician las celebraciones de carnaval en el continente Americano, sin embargo esta fiesta de origen cristiano inicia siglos antes en Europa, como un rito con el cual los creyentes de la fe católica se preparaban para la llegada de la cuaresma.

Fiesta de la carne es el significado de la palabra carnaval y representa todo a lo que deberá abstenerse el hombre al inicio del tiempo cuaresmal, o sea el desenfreno y los placeres de la carne.

En el país, no fue hasta el año 1520 cuando esta tradición inicia, reflejando integramente las costumbres españolas.

Con el tiempo los africanos fueron añadiendo elementos que le dieron mayor vistosidad y originalidad a la celebración, dando como resultado una interesante mezcla que hoy día es la esencia del carnaval dominicano.

Desde las primeras fiestas de carnaval los trajes de diablos cojuelos, los cascabeles y espejos se encontraron presentes, más no fue hasta el siglo XVI cuando las mascaras se introdujeron en los disfraces de la isla.

Esta tradición colonial se desarrolló cada año sin interrupciones desde la llegada de los españoles, fue precisamente para esta época cuando el grupo de jóvenes, liderado por Juan Pablo Duarte, con ideas independentistas declaró la independencia nacional en el 1844, convirtiendo de esta manera Carnavales de República Dominicanaal 27 de febrero en una fecha de relevancia nacional que con el transcurrir de los años ha encontrado quienes protesten por el choque entre estos eventos, debido a que uno le resta importancia al otro, sin embargo nada ha podido modificar la celebración de esta popular fiesta en la que los dominicanos dan rienda suelta a su creatividad y alegría.

En toda la geografía nacional se desarrollan distintas formas de carnaval con disfraces y características muy singulares, siendo el más popular de todos es el vegano, que recibe unas 50 mil personas cada domingo de las cuatro semanas consecutivas en las que desarrolla. Debido a esto, en esta región el carnaval representa una industria rentable de la que se sustentan familias, a pesar de que solo dura un mes, pues la confección de los disfraces se mantiene en marcha durante todo el año y el costo de un solo disfraz puede llegar hasta los cien mil pesos.



Últimas Actualizaciones