Consejos para Ir a un Parque Acuático

Los parques acuáticos son centros de recreación que cuentan con piscinas, toboganes, playas artificiales y otras áreas para bañarse y nadar. Son un lugar perfecto para escapar del calor del verano y pueden ser disfrutados por jóvenes y adultos por igual. Para maximizar tu tiempo de viaje y tener una visita agradable en el parque acuático, te ofrecemos algunos consejos útiles.

Al planear el viaje, investiga un poco sobre el parque acuático. Compruebe a qué hora abre el parque, ya que es mejor llegar temprano para tener más tiempo para disfrutar de las atracciones y las líneas serán más cortas. Además de los precios de entrada, puedes averiguar si el parque ofrece boletos especiales que te permiten evitar las filas muy largas y acceder a las atracciones más rápido. Para evitar decepciones o perder el tiempo en las filas, verifique las restricciones de edad y estatura de sus atracciones, ya que algunos no serán adecuados para los más jóvenes. También compruebe si hay una área de comida o restaurante y qué tipos de traje de baño son permitos en el parque.

Al empacar para tu viaje, recuerda en llevar tu traje de baño, gafas de sol, protector solar, toallas, chancletas y cambio de ropa para el final del día.

Después de entrar al parque acuático, encuentra los vestuarios donde puedes cambiarte y guardar tus objetos de valor para que no sean robados o dañados por el agua mientras te diviertes en el parque.

Es importante aplicar protector solar regularmente para evitar quemaduras. Asegurate de usar un bloqueador solar a prueba de agua, y aplicarlo a lo largo del día.

Asegurate de beber mucho líquido para no quedarte deshidratado.

Para ir en las atracciones más populares, hagalo temprano en la mañana o tarde en la noche cuando las filas son más cortas. Puedes aprovechar el tiempo explorando otras áreas del parque o simplemente relajarse tomando el sol o leer un libro.

Como tus amigos o familiares no van a tener sus teléfonos a mano todo el tiempo en el parque acuático, establece un punto de reunión, especialmente para el almuerzo.

Para evitar sentir náuseas después de comer, es recomendable tomar un tiempo para relajarse y digerir tu comida antes de regresar a la piscina.

Si estás visitando el parque acuático con niños pequeños que aún no saben nadar, asegúrete que lleven puesto un chaleco salvavidas. Algunos parques lo ofrecen de forma gratuita.

Para evitar ser expulsado del parque acuático, toma un tiempo para conocer las reglas y medidas de seguridad. Se amable con los empleados de parque y los demás visitantes.

Publicidad
Artículos Recientes