¿Cómo Evitar la Erosión del Suelo? Sigue estos Consejos.

La erosión del suelo es el desplazamiento de la capa superior del suelo que es vital para sostener el crecimiento de plantas de todo tipo, reduciendo el potencial de la producción de cultivos y la calidad del agua superficial.

La erosión del suelo es un problema creciente en el mundo actual, ya que actividades humanas como la agricultura intensiva, la deforestación y la expansión urbana han aumentado consideradamente la degradación del suelo a nivel mundial. Sin embargo, existen muchas prácticas de prevención y remediación que pueden reducir o limitar la erosión de los suelos vulnerables.

Para asegurar la capa superior del suelo, siembra hierba, arbustos y árboles en lugares descubiertos en su patio o jardín. Esta vegetación absorbe el exceso de agua y protege la capa superficial del suelo del impacto de la lluvia y el viento. Las raíces de las plantas que anclan el suelo una vez que se adhieran, también sirven para atraer los nutrientes de las profundidades del suelo cerca de la superficie, mejorando la salud del suelo. Si tienes un campo o un espacio plano y amplio en tu propiedad, considere la posibilidad de plantar una hilera de árboles con follaje grueso para combatir la erosión eólica.

Cuidado con los suelos compactados, ya que no permite el agua pueda penetrar profundamente y causa problemas de aireación dentro del suelo.

Para no alterar el suelo, emplea técnicas de jardinería sin excavación como colocar múltiples capas de tierra sobre la capa superior del suelo en las que se pueden sembrar plantas y cultivos.

Si vives en una ladera, la construcción de una serie de plataformas cortas y escalonadas es un método útil para para cultivar plantas en terrenos inclinados. Refuerza las paredes verticales con vigas de madera o piedra.

Para controlar el exceso de agua de lluvia, debes cavar canales de drenaje para guiar las aguas pluviales. También puedes instalar un barril de lluvia o un recipiente de recogida para recolectar el exceso de aguay reutilizarla para uso posterior.

Para proteger el suelo de tu jardín, dale forma para que atrape el agua de lluvia y permite que los nutrientes se distribuyan igualmente. También aplica una capa delgada de mantillo alrededor de la base de las plantas en crecimiento que evitará que el suelo quede expuesto al viento y al agua mientras conserva nutrientes importantes y la humedad en el suelo.

Para restaurar el suelo afectado por la erosión, puedes agregar nutrientes faltantes directamente como compost y fertilizantes orgánicos. Si el suelo está compactado, seco o estéril, agregue lombrices que se alimentan de materia orgánica en descomposición y devuelven nutrientes vitales al suelo a través de la excreción.

Puedes recurrir la ayuda de jardineros profesionales y expertos en suelos para evaluar la gravedad del daño del suelo en tu propiedad y reparar los efectos de la erosión del suelo. Hay algunos grupos ambientales que operan fuera de granjas y universidades y pueden ayudarte a reparar el daño por erosión voluntariamente o por poco costo.

Publicidad
Artículos Recientes