El Reloj de Sol de Santo Domingo
septiembre 10, 2016 | Por - Bethania Ortega

Reloj de Sol 1 A simple vista parecería el resto de una edificación colonial frente al Museo de las Casas Reales en la Zona Colonial, sin embargo esta robusta columna en medio de una plaza se denomina El Reloj del Sol y permanece en el mismo lugar en el que fue establecido desde 1753.

Esta construcción fue una arcaica  manera de mantener a los oficiales de la época al tanto de la hora. Dato que además de ser importante para conocer el final de sus faenas diarias, tenia especial importancia para las ejecuciones que se llevaban a cabo a pocos metros del reloj, en un lugar que se denominó Picota.

El reloj funciona con el movimiento de la tierra, a medida que cambia de posición este indica con la sombra que proyecta un triangulo isósceles, integrado en el reloj, la hora.

Para marcar las horas de la mañana y la tarde cuenta con dos lados ubicados de acuerdo a la posición del sol.

Esta obra es una de las muestras del esplendor arquitectónico que se vivió durante el gobierno de Francisco Rubio y Peñaranda, que no solo buscaba la practicidad  sino también la estética de la ciudad.

Este monumento se localiza en una plaza que debido a él adquirió el nombre de “Plazoleta del Reloj del Sol”, justo al final de la Calle Las Damas y antes de la Plaza España.

El reloj del Sol resulta ser uno de los mayores atractivos para los turistas que visitan Santo Domingo, por ser uno de los pocos en el mundo que aun se conservan en tan buenas condiciones.

En las fronteras de las Islas Canarias existe una replica del modelo que se exhibe en el país, específicamente en Villa de Banica.

Hoy día este reloj es testigo del movimiento de parte de la ciudad que se vislumbra frente a la plaza y de los encuentros de enamorados que cada noche se dan cita junto a los cañones coloniales.


Últimas Actualizaciones