La Sobreexigencia de los Padres, un mal de estos tiempos
noviembre 17, 2016 | Por - Bethania Ortega

Sobreexigencia de los PadresAnte una sociedad cada vez más demandante y competitiva, no es de extrañar que para los padres preparar a sus hijos para ser los mejores, sea una prioridad. Ofrecerles educación, es inclusive un derecho para los infantes, pero cuando esta preocupación se va a los extremos, entonces podría ser perjudicial para tus hijos.

La sobreexigencia a los niños puede comenzar incluso antes de que estos puedan caminar, planificar con cuidado y estratégicamente los cursos y actividades que realizara el niño en sus primeros años, es uno de los síntomas mas indentificables.

Si bien es importante que cuente con ciertos conocimientos desde temprana edad, también es importante dejarles tiempo para que jueguen y sean niños, además de que es mejor basar los cursos que el niño tomara de acuerdo con los intereses que vaya presentando. Quizás se incline mas por la música, los deportes, las artes, ect.

Decirle al niño que se espera mucho de él, que debe ser el mejor, exigirle gane competencias, ect, puede ser contraproducente para la salud mental del infante, pues este dejara de disfrutar lo que hace, sentirá angustia y presión de cumplir con las expectativas de sus padres.

No resalte sus errores y fallas, es de humanos errar y su hijo se sentirá mejor si siente que puede contar con el respaldo de sus padres sin importar si no cumple sus expectativas o no.

No está mal apoyar y potencializar las habilidades de sus hijos, pero es cruel y abusivo obligarlos a hacer lo que no desean o disfrutan y encima mantenerlos en presión para que se destaquen.

Los niños a los que sus podres le sobre exigen pueden llegar a tener mucho éxito, sin embargo, hacen las cosas de manera automática, pierden la chispa inicial y esto a la larga suele resultar no sostenible.


Últimas Actualizaciones