¿Relaciones sexuales despues del parto natural? ¡Claro que si!
mayo 17, 2016 | Por - Laura Núñez

Relaciones Sexuales despues del Parto NaturalTú y tu pareja acaba de tener su primer hijo. De inmediato llega el cansancio, las noches sin dormir, las nuevas responsabilidades…y la intimidad de la pareja suele quedar en un segundo plano. A continuación te damos algunos consejos sobre cómo mantener viva la pasión en tu matrimonio después de tener hijos. Recuerda que el sexo es parte fundamental de una relación de pareja.

Lo primero es aceptar que el sexo es importante, que es como el pegamento que une a las parejas y las hace más que amigos. Sin el sexo, los amantes se vuelven compañeros de casa y hasta hermanos. Y es que a medida que el sexo se vuelve menos importante en una relación, esta se vuelve más vulnerables situaciones de ira, resentimiento, indiferencia y la infidelidad.

Las madres suelen ser las más afectadas en esta situación, pues con un recien nacido en casa es normal sentir un enorme cansancio, lo que dificulta conseguir deseo sexual otra vez, sobre todo en los primeros meses cuando el bebé se despierta para alimentarse cada dos o tres horas durante todo el día.

Los padres pueden estar igual de cansados, pero de todas maneras siempre están mucho más interesados que las mujeres en tener sexo, además de que no necesitan tanta estimulación previa como la mujer para estar listos para la acción. Ante esta situación, estas son algunas opciones que pueden ayudar:

• Dividirse los cuidados del bebé entre ambos para que mamá pueda descansar y pueda tener ánimos para tener sexo.

• Intentar tener sexo por la mañana, cuando ambos han tenido la oportunidad de dormir un poco.

• Pedir ayuda a familiares, amigos, o una niñera para que ambos puedan tener algún tiempo sin el bebé y dedicarlo a la intimidad. También pueden intentarlo mientras el bebé duerme, aunque claro que el pequeño podría despertar en el mejor momento posible, pero vale la pena intentarlo.

Cuando el niño ya esté más grande es importante que no permitas que tu hijo duerma en tu cama, pues aunque al principio sea más fácil para ustedes tenerlo cerca para atenderlo, luego eso estropeará toda su intimidad, la cual como ya dijimos, es  imprescindible  en un matrimonio.
Recuerda que un niño feliz es parte de una familia feliz, y en el centro de esa familia debe haber dos padres que se amen y compartan una buena intimidad.


Últimas Actualizaciones