¿Qué SI y qué NO se recomienda para una entrevista de trabajo?

¿A quién no le estresan las entrevistas de trabajo? De seguro serían una o dos personas, ya que solicitar para un nuevo empleo la mayoría de las veces provoca tensión, lo cual es entendible. Sin embargo, esto no tiene porque afectar el buen manejo ni la seguridad que se tenga de ser el candidato ideal para el puesto.

1. La primera recomendación es aplicar para un puesto cuando se está seguro de contar con el perfil y los requisitos que éste requiere. Ya después de ahí, es importante manejarse con mucho respeto, sobre todo si se tiene alguna duda o recomendación, y nunca perder la seguridad, la autoconfianza es una herramienta vital para lograr el éxito en la entrevista.

Además hay una situación específica en la cual tener especial cuidado, y es cuando se solicita un empleo para cambiar de una empresa a otra, cuando aún se está laborando.

En éste particular los responsables de reclutamiento y selección de personal prestan atención a como el candidato se refiere a la empresa para la cual labora, pues entienden que si esa persona no valora a sus actuales empleadores probablemente tampoco lo haga si cambia de trabajo. Dice mucho de una persona si llega a una entrevista de trabajo haciendo malas críticas de la empresa para la que todavía trabaja.

2. Otro aspecto a tomar en cuenta es la imagen, pues aunque de acuerdo con las tendencias modernas de gerencia esto ya no tiene tanta importancia, sí es un detalle determinante para crear una buena impresión en el entrevistador y evitar lo que se conoce como “efecto de halo”, que es cuando los primeros rasgos que se conocen de una persona influyen en todas las percepciones posteriores.

Es decir que al presentar una imagen desaliñada, podría darle la impresión al otro de que se es así también en todos los demás aspectos de su vida, y por consiguiente no es el candidato más idóneo para el empleo. Esta parte es un tanto contradictorio y va a depender significativamente del tipo de Gerencia de Recursos Humanos que se trate.

3. ¿Y qué hay sobre mentir? Esto es algo que mucha gente reconoce haber hecho en algún momento para ganar punto al solicitar un empleo. Mentir no es recomendable en el papel, ni mucho menos en la entrevista, ya que si se descubre –al menos ese es nuestro criterio– eso descalificaría por completo al candidato, de todas maneras no vale de nada mentir en el curriculum, pues antes de una entrevista los datos suministrados en el mismo ya deben estar verificados.

4. ¿Y qué importancia tiene el curriculum? La hoja de vida es ‘1A’ para obtener cualquier empleo, pues es el comienzo de la historia de un posible empleado, por lo que se recomienda diseñar un CV (Curriculum Vitae) con un formato claro, dando prioridad a la información esencial y a la experiencia laboral.

Siempre es bueno ser creativo en la presentación del papel, aunque lo más importante es el contenido, pero para un diseñador gráfico o maestro de arte, es algo determinante; es decir que siempre dependerá del tipo de puesto.

Lo mismo para la entrevista, pues un mercadólogo puede que necesite demostrar muy buena energía, dinamismo y conocimiento del mercado al ser entrevistado, mientras que un profesional de las finanzas quizás deba manejarse con más sobriedad.

5. Finalmente, el éxito de una entrevista depende de si ambas partes lograron su cometido, que para la Gerencia de Recursos Humanos es encontrar el candidato ideal para cubrir la vacante, y para el candidato es ser seleccionado para el puesto porque cuenta con las mejores competencias para la función en cuestión.

Esto suceda o no, lo importante es mantener siempre una buena actitud y mucho respeto, cualidades que siempre caen bien, pues nunca se sabe si aunque en ese momento no califique para ocupar la posición, sea considerado para otra similar en el futuro.

Por Alisandra Pérez Romero
-Colaboración Especial-

Publicidad
Artículos Recientes