Razones Porque los Niños Se Portan Mal

Mientras estás determinanda qué acción disciplinaria debes tomar cuando tus niños no siguen las reglas o se comportan mal, puede ser útil examinar las probables razones para el mal comportamiento.

Quieren llamar la atención. El mal comportamiento es a menudo un gran manera de conseguir atención. Los niños quieren atención, incluso si se trata de atención negativa. Recompensa la conducta positiva es una de las mejores maneras de lidiar con el comportamiento de búsqueda de atención.

Están copiando el comportamiento de otros. Los niños aprenden cómo comportarse observando a otros. Es importante limitar lo que los niños están expuestos. Controla lo que sus niños ven en la televisión, videojuegos y lugares en la web.

Están probando tus límites. Cuando usted ha establecido reglas, los niños a menudo quieren ver si va en serio, poniendo a prueba tus límites para descubrir lo que serán las consecuencias cuando rompen las reglas. Es importante establecer límites claros y disponer consecuencias negativas cada vez que rompen una regla, resultando que los niños serán menos propensos a seguir rompiendo las reglas.

Quieren la independencia. Los niños a menudo rompen las reglas y se comportan desafiante con el intento de afirmar su independencia. Ellos necesitan disciplina y orientación, ya que no están listos como ellos piensan.

No pueden controlar sus emociones. A veces los niños no tienen idea de qué hacer con sus sentimientos. Ellos deben aprender maneras saludables para cómo lidiar con sus sentimientos para evitar que se porta mal.

Carecen de habilidades sociales. A veces, los problemas de comportamiento se deriva de la falta de habilidades sociales. Use la disciplina para enseñarle nuevas habilidades que le ayudarán a manejar su comportamiento. Muéstrale alternativas a la mala conducta para que pueda aprender de sus errores.

Quieren poder y control. A veces el comportamiento desafiante resulta cuando un niño intenta recuperar el control. Una forma de evitar una lucha de poder es el de ofrecer a un niño dos opciones con el objetivo de darle algo de control sobre la situación.

Publicidad
Artículos Recientes