Pastelitos dominicanos, los que nunca pueden faltar en una picadera
diciembre 4, 2011 | Por - Laura Núñez

Pasa la bandeja de la picadera en una fiesta o reunión dominicana y es seguro que entre la variedad de bocadillos que lleve se encuentran unos pastelitos. Claro que también se acostumbra a servir quipes, croquetas y sandwichitos, pero sin duda los pastelitos son los principales. Dicho esto, a continuación te presentamos la receta para hacer pastelitos dominicanos de harina, para que no solo los disfrutes en eventos familiares o entre amigos, sino que también los puedas disfrutar en casa.

Comúnmente rellenos de queso, pollo, res, vegetales, maíz y a veces todas las anteriores, los pastelitos pueden hacerse de diversas maneras, pero lo fundamental es la masa. Esta la puedes encontrar preparada y cortada en círculos en cualquier supermercado, pero como hecho en casa todo sabe mejor, te enseñaremos a prepararla, pues el relleno queda a opción tuya.

Ingredientes para la masa de pastelitos

2 tazas y media de harina de trigo
1 cucharadita de bicarbonato de soda
Sal
Agua
Aceite para freír

Preparación

1- En un recipiente limpio y seco mezcla la harina con el bicarbonato y agrega 6 cucharadas de agua. Mezcla bien hasta que obtengas una masa firme. Si te queda muy seca entonces agrega unas cuantas cucharadas extra de agua, pero recuerda que no debe quedar muy floja.
2- Amaza sobre una superficie enharinada la masa hasta que esté bien suave. Tomate tu tiempo en este proceso para que te quede bien, y trata de usar un buen rodillo.
3- Deja reposar tu masa tapada con plástico por media hora.
4- Vuelve a extender tu masa con el rodillo y dale el grosor que quieras. No debe quedar muy gruesa, es preferible que sea fina.
5- Corta la masa en círculos del tamaño que prefieras. Si quieres que sean en forma de medialuna haz círculos grandes, pero si quieres que sean redondos entonces hazlos mas pequeños.
6- Pon en el centro de tu círculo de masa el relleno que hayas preparado y dóblalo o tápalo con otro circulo de masa, como prefieras. En las orillas debes untar un poco de agua para que se peguen bien los bordes y luego le haces presión con los dedos para que no se despeguen mientras se fríen.
7- Calienta bien el aceite y fríe tus pastelitos.
8- Déjalos reposar sobre papel absorbente y luego sirve.

Recuerda que puedes rellenar tus pastelitos con lo que quieras. Si te decides por carne entonces debes cocinarla y desmenuzarla si es pollo, y si es res la puedes cocinar como acostumbras. En caso de que sea queso y jamón solo tienes que cortarlos en tiras o en cuadritos. Y si prefieres vegetales entonces puedes sazonarlos y echarlos crudos o cocerlos un poco. Todo es a tu gusto. ¡Buen provecho!

Comentarios

Comentarios

  • Flan de leche, un postre de sencilla preparación Recetas | 19/11/2014 | Por Norys Velez

    Para muchos preparar un flan de leche es algo difícil, sin embargo es uno de los postres que requiere menos preparación e ingredientes. Te ofrecemos esta receta para que te animes a prepararlo en casa. Sirve frío.

  • Aprende a cocinar sin sazones artificiales Recetas | 20/10/2014 | Por Laura Núñez

    No es extraño escuchar a alguien decir que “no puede cocinar sin sopita” y es que desde hace años los condimentos artificiales en polvo, en cubos, líquidos o en pasta forman parte importante de los ingredientes al cocinar cualquier comida.

  • Haz un helado de yogurt en casa, sencillo y delicioso Recetas | 16/10/2014 | Por Bethania Ortega

    Si quieres tomar algo refrescante, sin muchas calorías el helado de yogurt hecho en casa es la mejor opción.

  • Cómo hacer una Deliciosa Caipirinha Recetas | 18/06/2014 | Por Evelyn Acosta

    Brasil es el país de moda, el año pasado fue la jornada mundial de la juventud, este año es el mundial, pero desde siempre es uno de los países mas admirados por su cultura y su música. Te traemos una refrescante bebida de Brasil, la caipirinha es muy fácil de preparar.

  • Sangría: Deliciosa opción para combatir el calor Recetas | 17/04/2014 | Por Paola Chaljub

    La sangría es una refrescante bebida, que según datos, atribuyen su origen a los ingleses en el año 1788.