5 de Noviembre: Día Mundial de Concienciación sobre los Tsunamis

El Día Mundial de Concienciación sobre los Tsunamis se celebra cada año el 5 de noviembre según fue establecida en diciembre de 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas para elevar la conciencia mundial sobre los riesgos de los tsunamis o maremotos que han cobrado más de 260 mil personas en los últimos 100 años.

Un tsunami es una serie de olas de movimiento rápido en el océano causadas por fuertes terremotos, erupciones volcánicas o impactos de meteoritos.

Un tsunami puede tener cientos de kilómetros de largo. Por lo general, comienza de repente y viajan a grandes velocidad a través de un océano con poca pérdida de energía. Pueden destruir zonas costeras e incluso ciudades enteras.

Los tsunamis no se pueden prevenir, pero hay formas de ayudar a detener a las personas que mueren a causa de un tsunami. Existen sistemas de advertencia internacionales y regionales, que emiten alertas antes de que las grandes olas lleguen a la orilla para que las personas puedan ir a algún lugar seguro.

El tsunami más mortífero registrado fue el 26 de diciembre de 2004, causado por un terremoto. de magnitud de 9.3 que fue centrado en el Océano Índico cerca de la costa de Sumatra, Indonesia. Cientos de miles de personas en Indonesia, Sri Lanka, Tailandia, India, Somalia y otras naciones murieron o resultaron heridas.

Semanas después del desastre, la comunidad internacional se reunió en Kobe, Japón para la aprobación del Marco de Acción de Hyogo, el primer acuerdo mundial amplio sobre la reducción del riesgo de desastres.

Esta llevó a la creación de un nuevo sistema de alerta de tsunamis en el Océano Índico que cuenta con docenas de estaciones de monitoreo sismográficos que alertan a los centros nacionales de información de tsunamis.

El Día Mundial de Concienciación sobre los Tsunamis se originó en Japón dado su larga experiencia con estos tipos de desastres naturales y su desarrollo de sistemas de alerta temprana de tsunamis para lograr una reducción sustancial de la mortalidad de estos desastres.

Fue en esta fecha en el año 1854 que un aldeano vio el retroceso de la marea señalando que un tsunami se avecina y prendió fuego a toda su cosecha para advertir a los habitantes de la aldea. Tras el evento, los aldeanos tomaron ciertas medidas de seguridad para reducir los impactos futuros de fuertes olas.

Publicidad
Artículos Recientes