5 reglas sencillas sobre usar rubor que debes conocer
julio 31, 2011 | Por - admin

¿A que mujer no le encanta lucir unas mejillas rosadas? Claro, si son el complemento perfecto para cualquier maquillaje porque aportan frescura y brillo al rosto. Sin embargo existen unas reglas sencillas para usar rubor o colorete que debes conocer, pues podrías obtener el efecto contrario si no aplicas este elemento del maquillaje correctamente.

Que se vea real
El punto de usar rubor es añadir un toque de color a tus mejillas para que se vean sonrosadas y te den un look saludable y atractivo. Así que en la medida de lo posible no apliques tantos brochazos a tus mejillas, porque el efecto es el contrario.

Encuentra la formula adecuada para ti
El colorete en polvo se difumina mejor que otros y luce más natural en pieles normales o grasas. El rubor en crema no es recomendable para pieles grasas porque se puede disolver muy rápido.

Aprende a saber donde aplicarlo
Para un look mas natural debes comenzar a aplicando el rubor desde la parte de arriba de tus pómulos. La idea es depositar la mayor parte del pigmento del colorete en el área donde naturalmente comenzarías a sonrojarte. Desde ahí comienza a difuminar hacía atrás.

Una buena brocha
No es lo mismo aplicarse el rubor con una brocha de cerdas duras y pequeñas que usar una grande y suave, que puede mejorar la aplicación y el efecto obtenido.
Aplícate polvos primero. Aunque tu piel no sea grasa, una capa de polvos ayudará a que el colorete se aplique mejor y dure más.

Encuentra tu color ideal
Cuánto más oscura sea tu piel, más oscuro debe ser tu rubor. También toma en cuenta la hora del día. Los colores claros son ideales para el dia porque le aportan suavidad a tu rostro, mientras que para la noche puedes ser un poco mas atrevida con el tono.


Últimas Actualizaciones