Trabajar junto a tu pareja no es misión imposible

Mezclar los negocios y el amor es un gran reto, sobretodo cuando se emprende junto con la pareja una empresa de la que ambos dependen. Ya no solo son un equipo para sacar adelante una familia, también para hacer un negocio funcionar.

Esta situación es un gran reto para la pareja, quien debe aprender a manejarse con la cabeza fría en asuntos de trabajo y con el corazón abierto para los momentos familiares. Una montaña rusa emocional para la que hay que estar preparado, sin embargo, no imposible de lograr equilibrar.

A continuación te  presentamos algunos consejos para que aprendas a trabajar junto a tu pareja sin que afecte el negocio o la relación.

Inmediatamente inicie el horario de trabajo, dejen los mimos, las expresiones de cariño y las situaciones de la casa para cuando se termine el trabajo.

Asuma cada uno su rol en la empresa, defínanlo bien y déjenle claro a los empleados la función que cada uno realiza.

Cuando lleguen a la casa o se acabe el horario laboral, eviten a toda costa seguir hablando de trabajo.

No discutan frente a los empleados.

Trabajen en espacios separados, cada quien asumiendo su función y respetando las decisiones del otro.

Muchas veces no van a estar de acuerdo en decisiones laborales, tómenlo como si fuera un desacuerdo con cualquier otro empleado, no lleven a lo personal el malestar.

Publicidad
Artículos Recientes