¿Qué hacer si se te moja tu iPhone?

Imagina que te sorprendió un tremendo aguacero caminando por la calle o que en una tarde de piscina con tus amigos estos te lanzaron al agua en forma de broma… ahora imagina que en estos dos momentos llevabas tu iPhone en el bolsillo de tus pantalones. Y es verdad la mayoría de los propietarios de iPhone suelen ser muy cuidadosos, pues estos dispositivos son delicados, pero a cualquiera le puede pasar, ¿no? Si te pasa a ti, aquí te damos algunas recomendaciones para la reparación de un iPhone mojado utilizando arroz crudo.

La mayoría de los problemas que puede enfrentar un iPhone si se moja son de audio y de pantalla, o de ambos si el contacto con el agua es muy prolongado. Pero si en algún momento tu teléfono se moja, no te detengas a probar si funciona bien, y mejor sigue estos sencillos pasos para asegurarte de que el agua no haya provocado algo grave:

1- Apaga el teléfono y de una vez saca tu tarjeta SIM.
2- Sécalo externamente lo más que puedas.
3- Seca el teléfono con un blower, pero "ojo", debe ser con aire tibio, pues aire muy caliente puede dañar más el móvil.
4- Introdúcelo completamente en arroz crudo, que es un cereal muy absorbente. Esto puede ser dentro de una bolsa pequeña tipo ziploc llena de arroz o directamente en un paquete o saco de arroz, si tienes suficiente en casa.

El teléfono deber permanecer ahí un mínimo de 24 horas. Aunque si se mojó completamente debe estar mínimo 48 o 72 horas sumergido en el arroz. Después solo queda probarlo para asegurarte que todas sus funcionalidades están trabajando correctamente.

¿Que hacer si luego de mojado, las bocinas no funcionan?
Puede darse el caso de que, aunque lo secaste bien, tal y como se enumera en los pasos de arriba, tu iPhone mojado presente problemas con el audio; es decir que intentes usar el speaker y no funcione y que ni siquiera salga opción de control de volumen.

En este caso puede que por algún residuo de humedad o tierra dentro del puerto de audio, el sistema operativo del iPhone entienda que éste está conectado a algunos audífonos o bocinas, aunque no lo esté.

Para solucionar esto, limpia bien la salida de audio y luego conéctalo a tu computadora o a unas bocinas externas para definitivamente probar si funciona. En caso de que no sea así, a pesar de todos tus esfuerzos, no te queda más que llevar tu iPhone a un centro de reparación. Pero antes verifica si tu garantía, si aún está vigente, cubre daños por humedad, aunque es probable que no sea así.

¡Buena suerte!

Publicidad
Artículos Recientes