¿Cómo lograr que el aprendizaje sea divertido para los más pequeños?
febrero 18, 2017 | Por - Paola Chaljub

Aprendizaje-1

La prisa de los tiempos modernos y la falta de paciencia que impera entre jornadas extensas de trabajo antes de llegar a casa, pone en una situación difícil a los padres que aunque quisieran, no disponen de herramientas para motivar el aprendizaje en sus hijos.

La primera tarea es convencer a los niños de que ciertamente el aprendizaje es divertido. Y aunque como padres no controlamos cuán emocionante puede ser la jornada escolar, si podemos hacer que el aprendizaje fuera de las horas escolares, sea más divertido y emocionante, especialmente cuando se trata de una asignatura como la ciencia.

Es particularmente importante fomentar el interés por la ciencia a una edad temprana. No sólo por aquello de que los niños, en crecimiento constante y llenos de interrogantes, entiendan cómo funciona el mundo, sino también por la necesidad urgente de expertos en campos científicos que va en aumento alrededor de todo el mundo.

AprendizajeNo se desanime si la ciencia no es su fuerte o si no fue su materia predilecta en el colegio o la universidad; tenga en cuenta que los expertos dicen que no se necesita ser Isaac Newton para ver su relevancia. Además, hoy en día entre la tecnología y herramientas como la televisión y libros educativos, no resulta tan difícil lograr sus objetivos y que de paso se convierta en una aventura divertida.

Una de las ventajas es que los niños son exploradores naturales. El espíritu curioso y aventurero de los niños los convierte en potenciales científicos desde muy temprana edad y ese es un comportamiento que toca alentar.

Estos son algunos consejos útiles que pueden ayudar en la tarea de interesar a los niños en el estudio de la ciencia:

*Hagan experimentos: ofrezca al niño libertad para explorar y ver como funcionan las cosas en su medio ambiente. Muchas páginas en internet ofrecen guías paso a paso para construir por ejemplo, un volcán o un tornado.

*Haga amistad con la ciencia ficción: Una buena película, libros y revistas de ficción pueden resultar en una fuente de inspiración.

*Visite museos en su localidad: una opción educativa, a bajo costo, divertida y una excelente opción para salir de la casa y de paso adquirir conocimientos.

La ciencia está en todas partes y todos somos ciencia. La educación y los conocimientos no pesan y son sin duda alguna, el mejor legado que se puede conceder a nuestros hijos.


Últimas Actualizaciones