Las cartas aún conservan su encanto

CARTAS-DE-AMOR

A pesar de la tecnología con sus correos electrónicos, mensajes de texto a través de los teléfonos inteligentes y las redes sociales, las cartas manuscritas siguen conservando su encanto único y el misticismo de toda la vida que las envuelve entre romance y calidez.

La prisa tecnológica y el hábito en desuso pueden que hayan logrado que las personas perdieran la forma en esta vieja costumbre. Sin embargo, unos cuantos consejos lograrán que recuperes la facilidad para dirigirte a esa persona especial y lograr un impacto positivo de una manera diferente.

Si es presa de la timidez, le cuesta expresar sus sentimientos, o simplemente quiere añadir un toque distinto a la relación, las cartas serán su mejor aliado para demostrar afecto, pedir disculpas o declarar su amor.

Antes de lanzarse a la tarea de escribir una carta, es necesario buscar un lugar tranquilo, íntimo; si es posible, ambientar con música romántica o de su gusto y si lo desea, una foto de su ser querido para conseguir mejor inspiración.

Leer poesía, escuchar canciones de amor o leer textos sentimentales, puede que le ofrezcan el empujón necesario para arrancar.

Cuidado de no exagerar pues si la relación es muy reciente, no es conveniente que comience con frases como “amor de mi vida”. No es una buena forma de hacer prosperar la relación, sino que más bien asustará a la otra persona.

Es esencial que preste mucha atención a su ortografía, a la caligrafía y a la prolijidad con la que escribe, pues si bien no es el punto más importante al redactar una carta de amor, es algo que deberá tener en cuenta y que su destinatario también podrá notar.

Utilice el lenguaje más natural posible y evite el uso de términos extravagantes que muchas veces pueden confundir a quien recibirá tu carta. Recuerde que lo importante es expresar sus sentimientos de manera natural, deje que hable su corazón.

Publicidad
Artículos Recientes