¿Cómo entrenar a un perro para ir al baño? Sigue estos consejos.
agosto 2, 2016 | Por - Rafael J. Rey

Entrenar-a-un-Perro

Amamos nuestros perros, pero sus hábitos de higiene ocasionalmente ponen a prueba nuestro amor. Los problemas de orina y defecaciones son difíciles de solucionar cuando son pequeños, ya que los cachorros pueden orinar casi 20 veces al día y en los lugares más inoportunos. La orina y materia fecal no solo arruinan nuestros muebles y alfombras, pero pueden contener un número de parásitos y enfermedades que pueden ser transmitidas al ser humano. Es importante atacar los problemas de higiene cuando son jóvenes así lo tendrá aprendido para toda la vida.

Consejos para enseñar el perro hacer sus necesidades donde quieras

1. Cuando son cachorros, colocar periódicos hasta que pueda salir afuera. Colocarlos en un lugar en el hogar donde esté bien ventilado y sea fácil limpiar como la terraza, el balcón o el área de lavado. Recoge los periódicos después que lo utilice y limpia el área con desinfectante antes de colocar nuevos periódicos.

2. Observa sus gestos antes de hacer sus necesidades y así sabrás cuando tengas que sacarlo afuera.

3. Cuando haga sus necesidades en el lugar adecuado, recompénselo con halagos en un tono de voz suave.

4. Cuando haga sus necesidades dentro del hogar, enséñele lo que hizo mal. Háblale en un tono fuerte y utilice palabras sencillas como “No” para que entienda bien. Los perros tienden a orinar en el mismo lugar donde ya lo hicieron antes.

• Si la mancha es fresca, utiliza un papel para absorber la humedad y limpia bien el área afectada con agua, vinagre blanco y jabón. El uso de bicarbonato de sodio y un neutralizador de olores en los próximos días ayudará a desaparecer la mancha y los malos olores. Lea bien las instrucciones del fabricante al utilizar un neutralizador de olores, ya que pueden descolorar la superficie.

• Si la mancha no es fresca, utilice el neutralizador de olores o aromatizante en spray.

5. Al saber donde debe hacer sus necesidades, intente acostumbrarlo a esperar a ciertos periodos del día para que aprenda a retener sus necesidades.

6. Cuando haya aprendido a retenerse y esperar, comience a sacarlo a la calle y crea un horario fijo para sus paseos.


Últimas Actualizaciones