Esencial y Complicado: Cómo Elegir la Talla Correcta de Sujetador

Para las mujeres, la elección de un buen sujetador va más allá de los detalles, del color, el encaje o la moda en las revistas y catálogos. Llevar la talla correcta de sujetador es un asunto que sobrepasa lo estético.

Algunas encuestas aseguran que siete de cada 10 mujeres lleva una talla de sujetador inadecuada, y alguna firma de lencería sostiene incluso que el 90% de sus clientas no sabe a ciencia cierta qué talla usa. Es cierto que el cóctel de cifras y letras de las etiquetas no ayuda a la hora de entrar en el probador.

Sin embargo, a pesar de lo que alarman algunos sitios en la Web, llevar una talla inadecuada de sujetador no ocasiona ningún problema de salud serio, ni mucho menos cáncer. Puede ocasionar irritaciones de la piel por compresión y algunas molestias como dolor de espalda y problemas en los hombros.

Para elegir correctamente la talla de sostén existen ciertos factores básicos que las mujeres deben saber. Por ejemplo, el número en la talla que marca la etiqueta indica la talla del contorno, que se obtiene midiendo el contorno de la espalda justo debajo del pecho.

Las letras que le siguen a los números escritos en la etiqueta, se refieren a la copa que sostiene los senos. Ya sean A, B, C, D… estos se obtienen midiendo la profundidad del pecho a la altura de los pezones.

Otro de los puntos a tomar en cuenta, debe ser el ancho del tirante para que no se clave, que se ajuste bien, para que no vaya demasiado tenso ni demasiado holgado, que no se clave el aro, que no se lleve demasiado apretado a la espalda y oprima la circulación, que esté fabricado con materiales naturales como el algodón y que se adapte a cada circunstancia de la mujer como el embarazo, la lactancia, el ejercicio físico, la recuperación tras un cáncer de mama.

Publicidad
Artículos Recientes