Sigue estos tips y haz que el primer beso sea ¡Genial!
febrero 9, 2017 | Por - Norys Velez

PRIMER-BESOEmoción, nervios, pasión y muchos deseos de enloquecer la pareja son tan solo algunas de las muchas sensaciones que podemos experimentar a la hora de dar un primer beso. Déjate llevar de estos consejos y disfruta al máximo este primer contacto con el ser amado.

Hazlo en privado. La privacidad es la clave. El primer beso debe ser especial, estar solo con tu pareja ayuda a crear un ambiente más romántico y adecuado para este paso. En consecuencia, si te encuentras en un evento o situación social y sientes que llegó el momento del beso, busca lugar más personal.

Aprende a retirarte.
No hay mejor forma de hacerle saber a tu pareja que es especial que limitando a que el primer contacto físico entre ustedes no pase a más que besos y caricias simples. Apresurar las cosas, por lo general, indican que quieres desbordar toda tu pasión en un instante, y que no piensas en futuro formal.

Asegura el terreno.
Cuando sientas que es el momento adecuado para el beso, acércate y tócale el pelo mientras hablan. Con caricias y piropos le dejas entender que buscas acercarte.

Provoca tu pareja.
Esta es un arma que no falla, pues a todos nos gusta provocar y ser provocados. Acércate como si fueras a dar el beso, y en el último segundo, aléjate y regálale una sonrisa malévola. Utiliza esta técnica para hacer el momento más ardiente.

El abrazo complementa.
No importa si el clima lo amerita o no, una acción muy dulce a la hora de besar que abrazar a tu pareja. Esto hace que el hombre refleje protección, y obviamente a las mujeres les encanta porque se sienten protegidas.

Suaves caricias.
Las mujeres aman ser acariciadas, y a los hombres les encanta acariciar, especialmente cuando están besando. Entonces, esta práctica es ideal. Acaricia las orejas, el cabello, el cuello o el rostro. Lo importante es que sean caricias muy dulces, y que complementen el beso.

Intercala besos.
Una vez que el contacto inicial ha sucedido, sazona las cosas con algo de variedad. Pasa de los besos cortos y suaves a otros más largos y profundos, y luego vuelve a los cortos y suaves. No uses tu lengua en forma exacerbada. Cambia el ángulo moviendo tu cabeza hacia el otro lado, y besando tanto el labio inferior, como el superior.


Últimas Actualizaciones