Cuidados y mimos para tus pies, desde higiene hasta masajes
mayo 14, 2016 | Por - Norys Velez

Cómo Cuidar los PiesPor lo general muchas personas sólo se acuerdan de sus pies cuando estos les duelen o están impresentables. Entonces corren de “pasadía” al salón de belleza tras un pedicure combinado con alguna que otra ayudita para alguna parte extra del cuerpo.

La edad, la mala circulación, las uñas mal cortadas y el uso de zapatos que no calzan bien pueden tener un efecto negativo para los pies. Muchas veces los pies son quienes avisan en primera instancia acerca de alguna condición médica seria como artitris, diabetes y trastornos neurológicos o circulatorios.

Los cuidados básicos de los pies incluyen la higiene suave, haciendo hincapié en el secado entre los dedos y aplicando una crema hidratante específica para los mismos en el dorso y las plantas. Para los que tienen tendencia a sudar, se recomiendan antiperspirantes en toallitas que se aplican por la noche. Para evitar la piel seca en los pies y evitar la irritación y escozor, se usa una cantidad pequeña de jabón suave y crema todos los días.

Para prevenir infecciones hay que mantener los pies limpios y secos. También debemos cambiarnos los zapatos y medias a menudo para ayudar a mantener los pies secos.

Te invitamos a evaluar tus pies y ante cualquier descuido, mancha, presencia de hongos u otras enfermedades propias de esta parte del cuerpo, visita a un médico especialista en el área o pódologo para ponerle fin a tiempo a cualquier molestia que no los haga lucir no sólo impecables, sino también sanos y en forma.

Consejos útiles

Cómo Cuidar los PiesTrátelos bien. Examina tus pies con regularidad. Para poder determinar o notar alguna anormalidad. Los podólogos y los médicos de atención primaria están capacitados para tratar la mayoría de los problemas de los pies. A veces se requiere la orientación de un dermatólogo, en casos específicos.

Buena circulación.
Mantener una buena circulación sanguínea hacia los pies también ayuda a evitar problemas. Si se ha estado sentada por largo rato, caminando puede hacerse suaves masajes o introducir los pies, durante unos minutos, en agua tibia. Trata de evitar la presión de los zapatos que le queden ajustados.

Usa zapatos cómodos.
Adquirir zapatos que calcen bien pueden prevenir muchas dolencias de los pies. El tamaño de los pies cambia con el paso de los años, por eso mídete los pies antes de comprar zapatos. La mejor hora para medírselos es al final del día cuando los pies están en su punto más ancho.

Elija bien.
Un sinnúmero de personas suelen llevarse más de la moda de los zapatos. La parte superior de los zapatos debe ser de un material suave, flexible y que se ajuste a la horma del pie. Los zapatos de cuero pueden reducir la posibilidad de irritaciones en la piel.


Últimas Actualizaciones