Consejos para el cuidado de jerbos

JerboLos jerbos son pequeños roedores saltadores que son ideales mascotas para jóvenes en hogares con poco espacio. Son económicos de adquirir y mantener. Requieren mínimos cuidados y no generan fuertes olores. Se destacan por su temperamento sociable, ya que les encanta estar en contacto con seres humanos y pueden ser entrenados para caminar por la casa.

Si estas planeando en regalarle uno, te ofrecemos unos consejos sobre el cuidado de los jerbos.

Es recomendable comenzar con dos del mismo sexo y que hayan nacido en la misma camada o convivido anteriormente.

Guárdalos en una pecera o acuario de vidrio de 10 galones. Recuerda que son roedores saltadores y debes colocar una tapa. Debes poner un lecho de unos centímetros de viruta de álamo y mazorca molida que ayuda absorber la orina del animal e también lo utiliza el animal para cavar, hacer cuevas y enterrar su comida. Puedes adquirir estos materiales en la mayoría de las tiendas de mascotas. 

Las tiras de papel sin aditivos también son recomendables, pero tendrás que cambiarlo más a menudo, ya que generan más olor que los otros forrajes.

Para mantener el tanque en buenas condiciones y sin malos olores, debes limpiarlo cada dos semanas. Saca los jerbos y ponlos en un lugar seguro. Retira todo el lecho usado, limpia bien toda la superficie y coloca un lecho nuevo.

Debes recordar que al tomar los jerbos no debes agarrarlos por las colas, ya que son muy frágiles y podrías lastimarlos fácilmente. La mejor forma es que se suban a tu mano, colocándola en el fondo del tanque.

Para darle a tus jerbos algo de privacidad y un buen lugar para dormir y esconderse, coloca una pequeña caja de madera o cartón. Están disponibles en las tiendas de mascotas. No se recomienda las de plástico, ya que los jerbos las roerán en poco tiempo.

Un bebedero es indispensable. Mantén el bebedero siempre limpio y con agua fresca. Asegúrate que la punta no toque el lecho para evitar que se moje.

Para asegurar la salud de tus jerbos, debes darle una mezcla de semillas que contienen una combinación correcta de proteínas, minerales y vitaminas. Un comedero no es necesario, pero si quieres elige uno pequeño de cerámica que no puedan volcarlo. 

Aunque les gustan las semillas de girasol, debes tener en cuenta que son muy altas en grasas. Si quieres darle algo especial, ofréceles maní, cacahuetes, manzanas, zanahorias, lechuga o ciertos cereales sin azúcar.

Los jerbos son animales muy activos, requiriendo un ambiente entretenido. Puedes colocar tubos de cartón o trozos de madera con orificios grandes que puedan investigar y jugar. También puedes adquirir juguetes de madera para jugar y roer en tiendas de mascotas.

Publicidad
Artículos Recientes