Aprende a comunicarte con tus hijos
enero 15, 2017 | Por - Bethania Ortega

HIJOSLos primeros años de vida de los hijos llevar una relación es bastante fácil, ellos dejan saber lo que necesitan, los padres le orientan, les corrigen y ellos muestran inconformidad o asimilan lo que se les dice.

Sin embargo, cuando dejan de ser bebés la relación y las demandas son distintas, de pronto los padres se dan cuenta que su hijo es un ser humano completamente distinto a ellos con caracter y necesidades  diferentes a las de cuando era un pequeñín; sus ideas no siempre concuerdan y la distancia puede convertirse en un obstáculo para la relación.

Es importante que los padres tengan muy presente que tantos los niños como los adolescentes estan atravesando una etapa distinta a la adultez por lo que sus temas de conversación y problemas serán muy diferentes a los suyos pero no por esto debe hacerlos sentir que sus asuntos no valen o son mínimos.

Evite restar importancia a sus problemas y decir expresiones como “No te preocupes que mañana vuelven a ser amigas”, en lugar de esto hagale saber que le interesa lo que le esta contando y dele una respuesta menos ambigua como “tal vez debas llamarla y aclarar las cosas”.

Expliquele porque le niega un permiso o alguna cosa que le pida, evite decirle “no lo vas a hacer porque yo lo digo”, dele razones que pueda entender y aunque en el momento parezca no comprenderlo, resulta más efectivo a largo plazo.

Como Ayudar a los Hijos con las Tareas 1No le digas que sentir. Cuando usamos expresiones como “deberías estar feliz porque la fiesta salio muy bien” los estamos limitando, dejalo que se exprese, que sienta la confianza de decir lo que siente frente a ti.

Respeta su privacidad, necesitas saber donde esta y las compañías con que anda pero no debe ser esto una excusa para interferir en su vida, en lugar de eso planteale reglas claras que deban ser cumplidas, pero no olvides respetar su espacio.

No reaccione de manera exagerada; cuando su hijo tenga la confianza de contarle algo de algún amigo o personal, trate de no alarmarse, mantenga el control de sus emociones y aproveche la ocasión para conocer la manera de reaccionar de su hijo, preguntele que piense sobre el hecho que le acaba de contar y que hizo.

No hay una fórmula perfecta para lograr mejorar la comunicación con sus hijos, sin embargo recae en los padres la responsabilidad de crear esos lazos y la confianza desde sus primeros años, sin dudas será una inversión muy beneficiosas para la familia.


Últimas Actualizaciones