¿Cómo Comprar en el Supermercado? Sigue estos consejos.

Supermercado

No es la primera vez que vas al súper a comprar unas cositas y te llevas más de lo que pensabas. De hecho, compras y luego te percatas de que te quedaste con la cartera vacía por esas cositas que necesitabas. Comprar más de lo que planificaste, si es que tienes una lista, muchas veces no es tu culpa. Las tiendas conocen bien los hábitos de los consumidores y recurren a “trucos” que nos hacen comprar de más, sin siquiera darnos cuenta.

Haz una lista precisa de lo que necesitas. Es importante al momento de hacer la compra del supermercado tener una lista clara de lo que queremos y necesitamos comprar sin salirnos del presupuesto, pero sin poner cosas innecesarias solo por gusto o capricho.

Un estudio reveló que “las frutas y verduras en general se encuentran al frente del mercado por sus colores y su aroma que ponen al comprador de buen humor y aumentan sus deseos de comprar. Lo mismo ocurre con el aroma del pollito o el pan recién horneado que te reciben al cruzar la puerta. Los expertos recomiendan comenzar por los pasillos del medio, donde están las latas y las cajas menos tentadoras”.

ahorrar-supermercadoSegún investigadores, el comprador promedio sólo recuerda el precio de cuatro productos, regularmente huevos, leche, plátanos y pan. Una manera de chequear tus gastos es guardando la factura de quincena anterior. Se estima que cada mes o quincena los consumidores repiten un 80% de la compra.

Aprovecha las ofertas del supermercado. Si, entre los alimentos que consume habitualmente, encuentra alguna oferta no la deje pasar. Aproveche a comprar en cantidad. Eso sí, asegúrese de que va a tener tiempo de consumirlos antes de alcanzar su fecha de vencimiento. Algunos tienen días especificos para poner especiales de sus diferentes productos, ya sea de carnes, vegetales, frutas y demás, por eso debes conocer los días de ofertas de los supermercados.

Comprar grandes cantidades o productos ya empaquetados no siempre suele ser más económico. Compara los precios de productos sueltos. Cuando compras en grandes volúmenes terminas consumiendo más.

Ir al supermercado acompañado y después de comer. Es la mejor forma de evitar compras impulsivas. Sin hambre y sin niños se reducen las posibilidades de tentarse. No vendrán ganas de comprar comida sólo porque parezca rica, y los hijos no se distraerán pidiendo todo lo que les llame la atención.

Publicidad
Artículos Recientes