Consejos para asistir a una boda y pasarla de lo mejor

Como-Asistir-a-una-Boda¿Te ha pasado? Te invitan a una boda de una persona no muy cercana y de inmediato te vuelves loca pensando mil cosas. Qué ponerte, pues en la invitación no dice que tipo de boda es; qué regalo comprar, si algo original o de la lista de bodas; llevar acompañante porque no quieres ir sola. Pues te aclaramos un poco esas dudas con estos consejos para asistir a una boda y pasarla de lo mejor.

A continuación te presentamos unas sencillas reglas de etiqueta para eventos como son las bodas. ¿Que si y que no hacer? Presta atención, si sigues estas reglas nunca pasarás un mal rato y se lo evitarás a los novios, pues recuerda que es su gran día.

Que si hacer

Llama para confirmar. Puede ser que a los novios les interese saber si vas o no, pues si decides no asistir y lo informas con tiempo ellos podrían enviar una invitación a otra persona sin salirse de su presupuesto. Sé considerado, confirma desde que sepas si irás o no.

Compra tu regalo con tiempo.
Las parejas se toman mucho tiempo para escoger los artículos incluidos en su lista de bodas, y si lo hacen es porque de verdad los necesitan, así que escoge un regalo de ahí, pero tienes que hacerlo con tiempo, porque si no se te agotarán las opciones. Si estás pensando en hacerles un regalo original, piénsalo dos veces, a menos que sea una suma de dinero en efectivo, que nunca cae mal.

Llega a tiempo. Es verdad que las bodas siempre se retrasan, pero es por la novia, no por los invitados, así que trata de llegar un poco antes de la hora señalada y así encuentras un buen lugar en los bancos de la iglesia o en el lugar, y no causas interrupciones.

Vístete adecuadamente. Es probable que esta sea una de las cosas que más te preocupen pues quizás no sepas de que tipo de boda se trata. Simplemente guiate por la hora, si es de día opta por un vestido de medio largo y sencillo; si es de noche puedes ir más glamorosa y de largo o de traje.

F
elicita a los padres de los novios. Aunque no los conozcas es buena idea que vayas, te presentes y le digas lo bien que la estas pasando en la boda, ellos luego se lo harán saber a los novios, que quizás ese día no puedan poner mucha atención a todo el mundo.

Diviértete. Una de las grandes preocupaciones de los novios es que los invitados no estén pasando un buen rato en su fiesta. No dejes que la pista de baile se quede vacía, sonríe y deja saber que estas disfrutando la fiesta.

Firma el libro de visitas. Luego de retornar de la luna de miel es seguro que los novios querrán tener presente a todo el que asistió a la boda, así que no olvides dejar tu huella en el libro de visitas.

Que no hacer

No lleves personas extra. Si en la invitación no lo especifica, no lleves a nadie más! Hay muchas formas de explicar para cuantas personas es la invitación. A veces se pone tu nombre y esposa o esposo, y otras veces se adjunta una tarjeta que dice “Valido para # personas”, pero si la invitación solo tiene tu nombre, entonces es a ti. Tampoco se te ocurra llamar para preguntar, que eso podría a los novios en aprietos y no se ve bien.

No lleves el regalo a la misma boda. Jamás se te ocurra llevar el regalo a la boda y entregarselo a los novios, pues estos tienen demasiadas cosas en que pensar para buscar donde guardar ese regalo camino a su luna de miel. Lo mejor es llevarselo a su casa un día antes, y si de verdad no puedes entonces entregaselo a sus padres o familiares para que lo guarden.

No olvides apagar el timbre de tu celular. Nada más desagradable que un celular sonando justo en el momento en que los novios intercambian los anillos. Si no quieres pasar por ese vergonzoso momento, pon tu celular en silencio o vibrar.

No vayas de blanco. Jamás se te ocurra ir a una boda vestida de blanco si no eres familia muy cercana de la novia. Eso incluye lo colores cremas, perlados y todo lo que prácticamente sea blanco. No es necesario con la gran cantidad de opciones de colores que existen para vestir.

No te metas en el medio de los fotógrafos. Este es el día de los novios, y lo último que ellos quieren es que una foto se arruine por la presencia de un brazo, una pierna o un cuerpo completo de otra persona, así que se cuidadosa con eso, pues los servicios fotográficos suelen ser costosos y no querrás complicar su trabajo.

No te emborraches. Disfruta de las bebidas, pero tampoco te excedas. No se ve bien que te tengan que sacar a rastras o llevarte al hospital por intoxicación en esa noche tan especial para los novios.

No hables tanto con los novios.
Recuerda que ellos tienen muchas personas que atender, así que no ocupes su mesa o los entretengas diciendo que te perdiste para encontrar el lugar, que hacia calor en la iglesia, u otras cosas que ellos realmente no quieren escuchar. Mejor felicítalos brevemente y sigue disfrutando de la fiesta.

No olvides tu suvenir. Quizás te parezcan feos o tontos, pero los novios gastaron tiempo y dinero escogiendo los suvenirs como una forma de agradecerte por haber asistido y de que recuerdes su día, así que no los olvides.

Publicidad
Artículos Recientes