¿La Coca Cola Zero produce cáncer?

Muchos alimentos y bebidas constantemente son cuestionados por consumidores y especialistas de que pueden producir cáncer y otras enfermedades si se consumen constantemente, pero rara vez se estudia realmente si esto es un hecho o si estos productos afectan de igual manera a todos los consumidores. Queremos aclarar un poco este tema, específicamente tratando el caso de la Coca Cola Zero, una bebida gaseosa.

La Coca Coca Zero es una versión de la famosa bebida gaseosa, pero no contiene azucar, por lo que tiene menos calorías. Sin embargo, en vez de eso, y para mantener el sabor similar, contiene aspartamo y Acesulfamo-k, sustitutos del azucar.

La polámica surge luego de que se demostró que estas sustancias, sobre todo el aspartamo, puede llegar a convertirse en un agente cancerígeno si es consumido a lo largo de varios años y en grandes cantidades.

En defensa de Coca Cola, la Agencia de Alimentos y Medicamentos, un organismo estadounidense, la Zero, ni la Coca Cola Light ni ningún otro producto de ese tipo no contienen suficiente aspartamo como para producir una enfermedad como cáncer. Además, esta sustancia, así como cualquier otra de su condición, no afecta a todos los consumidores de igual manera, ya que esos efectos dependen de  variables como la edad, el peso, la herencia familiar y otros aspectos de salud.

“Algunas personas nunca van a tener algun problema aunque consuman estos productos toda su vida y otros si, aunque los consuman menos. Pero lamentablemente esto se sabrá cuando ya sea demasiado tarde”, según explican los especialistas, ya que es imposible determinar a quien le hará daño el consumo de estas bebidas y a quien no.

Lo único que si es seguro es que las bebidas ligeras no son buenas para el organismo y a veces es mejor beberse una Coca Cola regular que una Light o Zero, ya que es preferible consumir las calorías extra y no las sustancias que contienen las otras en sus endulzantes artificiales, que causan más daño.

De todas maneras, produzcan cáncer o no, las personas con sobrepeso no debería consumir gaseosas de ninguno tipo, pues las complicaciones que estos productos pueden producir en personas gordas a largo plazo no valen tomar ese riesgo.

Publicidad
Artículos Recientes