Benito Monción: Héroe de la Guerra de la Independencia Dominicana y la Guerra de la Restauración
febrero 11, 2017 | Por - admin

Benito-MoncionBenito Monción Durán (1826-1898) fue un prócer dominicano quien participó en la Guerra de la Independencia Dominicana (1844-1856) y la Guerra de la Restauración (1863-1865).

Nació el 29 de marzo de 1826 en La Vega. A una temprana edad, se trasladó con su madre a la comunidad fronteriza de La Visite, Dajabón.

A pesar su escasa formación, se caracterizó por poseer una inteligencia natural.

Trabajó como jornalero al servicio del comerciante Santiago Rodríguez.

Debido a vivir cerca de la frontera, fue uno de los primeros dominicanos que enfrentaron las invasiones haitianas. En 1845 recibió el rango de Sargento de Granaderos por su valor y voluntad en la Batalla de Beler y luego fue elevado a subteniente en la Batallón en Dajabón.

Al declararse la Anexión (1861), Monción presentaba el rango de teniente de las reservas y formó parte del movimiento insurreccional de Guayubín (1863) que fue organizado secretamente en Sabaneta por el general Santiago Rodríguez. Sin embargo, el levantamiento fue derrotado, forzando a Monción a cruzar la frontera domínico-haitiana.

Monción y otros militares dispersos continuaron hostigando a las tropas españolas para mantener vivo el ánimo de rebeldía.

Con el inicio de la Guerra Restauradora el 16 de agosto de 1863, Benito Monción reapareció en Guayubín combatiendo las tropas españolas y junto a otros revolucionarios inició en la Loma de Capotillo la ofensiva definitiva que marcó el inicio a la Guerra Restauradora.

Por décadas, fue jefe regional de la Línea Noroeste y defensor de los intereses de esta comarca, donde logró imponer autoridad, matizada con politiquería, y dando muestras de su condición de caudillo.

En 1879, Monción fue designado como gobernador de Montecristi, donde instauró un feudo particular y asumió ínfulas principescas.

Tras el fracaso de la revolución de Casimiro de Moya contra el dictador Ulises Heureaux, Benito Monción fue apresado y expulsado del país. Se exilió en las Bahamas y no retornó al país hasta 1886 después de ser otorgado la amnistía.

Enfermo de gravedad, Benito Monción falleció en Guayubín el 11 de febrero de 1898 a los 72 años de edad.

El 16 de agosto de 1944, Rafael Leonidas Trujillo dispuso que sus restos reposaran en la Capilla de los Próceres de la Santa Iglesia Catedral Metropolitana. Sus restos fueron luego trasladados al Panteón Nacional.


Últimas Actualizaciones