Amamantar: Beneficios para la madre y el bebé
agosto 1, 2016 | Por - Bethania Ortega

AmamantarAmantar constituye la alimentación de los bebés con leche materna para satisfacer sus requerimientos nutricionales.

La composición de la leche materna, la cual contiene todas las proteínas, grasas, vitaminas y demás elementos indispensables para la alimentación del recién nacido y sigue siendo una fuente importante de nutrientes por lo menos hasta los dos años.

Una de las propiedades más importantes de la leche materna es la de proteger al bebé frente a las infecciones como diarrea, infecciones respiratorias (catarros, bronquiolitis, bronquitis, neumonía), otitis, etc., ya que durante el primer año de vida sus defensas no están completamente desarrolladas. Del mismo modo, los problemas de tipo inmunológico (alergias, asma, leucemia, diabetes, enfermedades crónicas intestinales) son menos frecuentes o retrasan su aparición en los niños que reciben lactancia natural.

Los bebés amamantados tienen mediciones de cociente intelectual más altas durante la infancia, especialmente aquellos que nacieron en forma prematura.

El amamantamiento desarrolla un estrecho vínculo afectivo entre la madre y su hijo, proporcionándole al bebé consuelo, cariño, compañía y seguridad, y ayudando a la madre en su desarrollo personal.

La lactancia materna favorece la recuperación de la mujer tras el parto al hacer que el útero se contraiga más rápidamente y la pérdida de sangre tras el parto acabe antes.

También se ha visto que la lactancia es un factor que puede proteger a la madre frente al cáncer de mama.


Últimas Actualizaciones