Top 5: Las Principales Atractivos Turísticos de Turquía

Turquía sirve como un importante puente entre Europa y Asia, y ha sido el escenario de muchos eventos importantes en la historia del cristianismo. Este país es un destino ideal dado sus gloriosos paisajes, monumentos antiguos, cultura vibrante, famosa gastronomía y sorprendente historia.

1. Aya Sofya. Una de las catedrales más grandes del mundo representa la cima de la arquitectura bizantina y el poder del antiguo Constantinopla. Es famosa en particular por su enorme cúpula. En sus inicios, sirvió como catedral ortodoxa oriental, luego fue convertida en una mezquita imperial y actualmente es uno de los museos más vistados de Turquía con más de 3 millones de visitantes cada año.

2. Éfeso. Esta antigua ciudad griega en la costa del mar Egeo, fue un importante centro religioso, cultural y comercial durante la época dorada del Imperio Romano. Entre muchos edificios monumentales se encuentran el Templo de Artemisa, la Biblioteca de Celsus y un teatro capaz de albergar a 25 mil espectadores. Contaba con una de las siete iglesias de Asia citadas en el Libro de las Revelaciones.

3. Palacio de Topkapi. Este gran museo en Estambul sirvió como residencia principal y sede administrativa de los sultanes otomanos. Su construcción comenzó a mediados del siglo XV, y a lo largo de los siglos el palacio pasó por varias expansiones y renovaciones importantes. Este complejo consta de varios patios principales y muchos edificios más pequeños, mientras sus interiores cuenta con exuberantes losas y lujosas decoraciones.

4. Monasterio de Sumela. Construido en un acantilado frente al valle de Altindere, este monasterio griego ortodoxo es la atracción principal de la costa del Mar Negro. Durante su larga historia, el monasterio cayó en ruinas varias veces y fue restaurado por varios emperadores. Sus principales elementos son la iglesia de piedra, varias capillas, cocinas, habitaciones de estudiantes, una casa de huéspedes, una biblioteca y una fuente sagrada.

5. Pamukkale. Esta región en el suroeste de Turquía es una de las principales maravillas naturales del país, famosa por sus aguas termales y enormes terrazas blancas de travertino. Además de sus hermosos atardeceres y piscinas artificiales, visitantes también encontrarán las ruinas de la ciudad romana de Hierápolis y un museo con artefactos históricos de muchas ciudades antiguas del valle de Lycos.

Publicidad
Artículos Recientes